Luego de un par de semanas que estuvimos sumergidos bajo el exitoso fenómeno a nivel mundial de «Avengers: Endgame», llega finalmente la nueva adaptación Live-Action del videojuego Detective Pikachu, siendo protagonizada por Justice Smith y la voz de Ryan Reynolds para del icónico Pikachu.

Como expresamos anteriormente, la película es una adaptación libre principalmente del videojuego Detective Pikachu, pero también usando el fenómeno de Pokémon Go! y en general el universo de Pokémon. Con una trama sencilla y sin mucho sobresalto, en la que sí existe una preocupación de tener un desarrollo de trama y que también le sobran algunos minuto de duración y que nos permite ver a una gran cantidad de pokemones.

Lo que más podemos resaltar es el trabajo de Ryan Reynolds, quien posee un carisma importante y le entrega una personalidad única a Pikachu, siendo este personaje la piedra angular y la gran chispa que tiene esta película.

Lo anterior se ve constantemente a través de algunos momentos de comedia, que logran sacar alguna risa al espectador y la muy buena adaptación visual de clásicos personajes como el mismo Pikachu, Psyduck, Charizard o Mr. Mime. Posee como valor agregado el gran trabajo de fotografía y el contraste de los colores. Tristemente también tiene algunas secuencias en la que no se ven muy bien estos efectos especiales, quizás uno de los grandes temas de películas Live-Action que mezclan personajes de ficción y otros reales.

Una situación bastante compleja es que la narrativa da por entendido que el espectador posee conocimientos de ciertos conceptos o situaciones y que para alguien que no está muy familiarizado con el mundo de Pokémon, esta situación le puede generar algún problema.

Punto aparte es la música de la película, la cual desde el primer momento nos hace sentir que estamos en un juego usando bastante bien el synth y electro, una herramienta que es muy bien mezclada con la estética y narrativa.

En conclusión, Detective Pikachu como película es bastante correcta, tiene buenos momentos, un buen trabajo de adaptación y logra salir airosamente de una larga lista de fracasos de películas que intentaron pasar de formatos como juegos, mangas o cómics a una película de Hollywood. Aquí hay actuaciones sencillas y con el excelente trabajo de Reynolds para darle ese “algo” más a una película plana y que no generará mucho más que un momento de entretención y que dejara tranquilo a los fanáticos de Pokémon.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here