QUE HERNÁNDEZ NORAMBUENA ES UN «COBARDE Y MISERABLE», QUE EL «ÉXITO» INTERNACIONAL DE PIÑERA SE DEBE A QUE HABLA BIEN INGLÉS; Y QUE LA CULTURA CHILENA ES «POBRE, RASCA E IRRESPONSABLE». AQUÍ ALGUNAS DE LAS JOYITAS DEL EXSENADOR EN UN PROGRAMA RADIAL DONDE NO DEJÓ TÍTERE CON CABEZA.

Fue durante el programa “Conversando”, de Radio Madero, emitido el pasado martes, que el exsenador por la Región de Antofagasta, Carlos Cantero, inmortalizó una serie de definiciones, a propósito de las fiestas patrias y lo que simboliza el mes de septiembre para los chilenos. Durante la entrevista, conducida por Percival Madero, el geógrafo y exmilitante de RN, despotricó contra la clase política y la elite económica, responsabilizando además a la ciudadanía por no elegir adecuadamente a sus representantes.

Cantero, quien fuera alcalde designado por la dictadura cívico militar en Sierra Gorda, entre 1983 y 1984, y en Tocopilla, desde el 1 de agosto de 1984 al 31 de julio de 1987, enfatizó que Chile debe superar las divisiones «artificiales, políticas y religiosas», aspirando a cultivar un sentido de unidad nacional. «La idea es que cuando le vaya bien a uno ojalá todos se beneficien de aquello, y no como ha ocurrido durante el tiempo anterior, en el que muy pocos se beneficiaron y muchos cargaron el piano con mucho, mucho dolor», expresó.

Contra la elite

Consultado sobre el respaldo de la ciudadanía al festejo republicano y las instituciones, el histórico representante de la derecha acusó a la clase política de estar en deuda con el país. «Y junto con la clase política hay una elite económica extremadamente egoísta, abusiva, que quiere llevarse todo y dejarle poco al resto, y esos son los grandes desafíos que nosotros tenemos que superar”, señaló el exparlamentario, quien ocupó el cargo de diputado y senador en dos períodos cada uno, y consecutivamente, desde 1990 hasta 2014, 24 años seguidos.

«Chile en septiembre es en realidad la chilenidad; el sentido unitario; el sentido de cuerpo; el sentido de hermandad. Y para que eso se consagre tenemos que superar la política mediocre que se vive hoy día en los partidos -y en la política parlamentaria fundamentalmente-, y debemos también entender que el fruto del progreso, del trabajo, del esfuerzo de los chilenos, no puede quedar tan concentrado en tan pocas manos y tan mal distribuido a la gran mayoría. Hay que generar mejores beneficios, mayor distribución», añadió.

Contra la torta de lúcuma

Cantero, amigo personal de Piñera, recordado por poner la bandera a media asta en su casa de Antofagasta el día que murió Pinochet, destacó la buena llegada del Presidente a nivel internacional, posibilitando, por ejemplo, su reunión con Brasil por el incendio en el Amazonas, así como la propia extradición de Mauricio Hernandez Norambuena, responsable del asesinato de Jaime Guzmán, desde el mismo país.

«Yo creo que además Piñera, por manejar bien el inglés, por tener un excelente –como tiene Chile en general- cuerpo diplomático, goza de mucho prestigio en el ámbito internacional, y eso ha permitido que el G7 le encargue intermediar frente a Bolsonaro, con quien Piñera tiene una buena relación (…) ha hecho lo necesario para que el asesino Jaime Guzmán, esté donde tiene que estar -un criminal, un cobarde, un miserable-, en la cárcel, aún cuando pida tortas de lúcuma», ironizó sobre los gustos culinarios del exguerrillero.

Contra la contaminación

Reconocido miembro de la masonería, de quien se informó a comienzo de año que se haría cargo del Centro de Estudios Estratégicos de la Gran Logia de Chile, Cantero tuvo espacio para referirse más profundamente a la problemática global medioambiental, la que según él deviene de una crisis en la visión Judeo-cristiana, que busca dominar la tierra y someterla, en contraposición con la cosmivisión andina, donde el ser humano está dentro del ecosistema y debe convivir con las otras especies.

«A nuestra América Andina le hace falta respetarse más, tomarse más en serio. Estamos hablando de reconocer nuestras raíces ecosistémicas, ecorrelacionales, en la cosmovisión del mundo andino”, afirmó el político independiente, subrayando que aquella es despreciada por una cultura nacional «pobre, rasca e irresponsable». «Más allá de esta generación, pensemos en las generaciones que vienen por delante: nuestros nietos, nuestros bisnietos que están por nacer, y que merecen un medio ambiente libre de contaminación; merecen el respeto interespecie. Recordemos que estamos eliminando más de la mitad de las especies de la naturaleza».

¿Contra la ciudadanía?

El doctor en Sociología, y autor de siete libros, otorga una importante responsabilidad de este estado de situación a la misma ciudadanía a quienes llamó a tomar mejores decisiones durante la entrevista. «Mientras usted elija mal, irresponsablemente, porque usted los elige señora, -no se haga la malentendida-, y usted caballero los elige, pues. Mientras sigamos eligiendo mal, bueno, vamos a tener serias dificultades (…) donde no se promueve el sentido de cuerpo de chilenidad, sino una actitud egoísta, ególatra, en función de individuos que trabajan en torno a su propio interés, y el resto se puede ir a la punta del cerro», exclamó el oriundo en Punta Arenas.

«El estado de situación, de la pésima política que usted declara en cada encuesta de opinión no es culpa de la divina providencia, esto no es culpa de Dios. Es culpa de usted, pues señora, y de usted señor, que no está eligiendo adecuadamente a sus representantes, y entonces después no se queje si elige a un payaso que en el parlamento haga payasadas», profundizó.

Sin democracia

«¿Por qué a usted le molesta tanto lo que pasa en educación? Porque señora: usted no se ha preocupado de que los políticos hagan un planteamiento en serio en materia de educación, en materia de salud o en materia de jubilación», espetó después, señalando que en Chile la democracia no existe. «La política y los políticos hacen lo que se les antoja, y lo que piense el pueblo importa un hongo, y segundo, porque se da en circunstancias en donde el gobierno quiere conducir hacia un sector y el parlamento tiene mayoría para conducir hacia otro sector».

Cantero finalizó su pesada catarsis dieciochera llamando a superar el individualismo para construir un país mejor. ¿Será posible en el mundo que describe?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here