Los saqueos de los grandes grupos económicos y los llamados delitos «de cuello y corbata» seguirán impunes en Chile. Sin embargo, la Cámara de Diputados decidió aumentar las penas para quienes cometan saqueos en supermercados y locales comerciales, sancionando el artículo «antisaqueos» por 88 votos a favor y 57 en contra.

En concreto, se aumentan en un grado las penas privativas de libertad cuando los delitos de saqueos se registren con ocasión de calamidad pública o alteración del orden público.

Además, la indicación «antibarricadas» fue aprobada por 88 votos a favor y 56 en contra.

El artículo aprobado sanciona al que, sin estar autorizado, interrumpa completamente la libre circulación de personas o vehículos en la vía pública, mediante violencia, intimidación o con la instalación de obstáculos.

La pena para esto será presidio menor en su grado mínimo (61 a 540 días), la que se aplicará también a quienes interpongan sus vehículos en las vías.

Esta ley ha sido duramente criticada por las organizaciones sociales del país, las que consideran que tiene como objetivo criminalizar el movimiento social y las manifestaciones, penalizando a quienes marchan por las calles o realizan una protesta.

La iniciativa quedó aprobada definitivamente. Sin embargo, el Frente Amplio y el Partido Comunista anunciaron que recurrirán al Tribunal Constitucional para tratar de revertir la aprobación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here