No sólo los mineros de Chuquicamata fueron víctimas de la represión por parte de las Fuerzas Especiales de Carabineros en Calama durante este 18 de junio. A las detenciones y uso de la fuerza durante la madrugada en el yacimiento de Codelco, se sumó la fuerte represión sufrida por profesores y asistentes de la educación durante el día frente al municipio, tras una movilización que terminó con numerosos detenidos tras la arremetida del carro lanza aguas y la utilización de bombas lacrimógenas.

«Hoy día nos hemos encontrado con situaciones complejas que está viviendo nuestra ciudad de Calama, con una intransigencia por parte de la Gobernadora y del Alcalde al no dar respuestas concretas a las demandas de las asistentes de educación. Queremos denunciar el trato que tuvo el Teniente Coronel Pérez con los detenidos, donde los amenaza, diciendo que si estábamos participando en nuevas movilizaciones nos iba a llevar presos de nuevo», denunció el concejal José Mardones, quien también es presidente de la CUT local.

En declaraciones que recoge Soy Calama, el concejal Jorge Olivares responsabilizó al alcalde Daniel Augusto (RN) por lo ocurrido: “Es el exclusivo responsable de todo lo que está pasando esta gente, y nosotros (los concejales) no lo vemos desde hace rato”. Por su parte la concejala Dinka López aseguró al mismo medio que “había un concejo comprometido para hoy y el alcalde no citó el concejo”.

Por su parte la Consejera Regional por la provincia El Loa, Sandra Pastenes, consideró que se ejerció «fuerza desproporcionada», lo que en su opinión constituyó «violencia agresiva en contra de los y las manifestantes». «Esto es gracias a la incapacidad del alcalde para resolver el conflicto y la ausencia de la gobernadora», afirmó.

Desde el Frente Amplio (FA) de Calama y sus orgánicas Convergencia Social, Revolución Democrática, Igualdad y Fenapo, también rechazaron «categóricamente la represión que ha ejercido la fuerza pública contra los asistentes de la educación y los profesores en torno a las dependencias municipales durante esta jornada».

«Como Frente Amplio, llamamos a la máxima autoridad municipal a ejercer un liderazgo positivo, a dejar de lado el autoritarismo que ha caracterizado su administración y optar por una gestión participativa y respetuosa, capaz de entregar soluciones a las problemáticas que aquejan tanto a los funcionarios, como a la comunidad calameña en general», expresaron.

«Del mismo modo, llamamos a la gobernadora provincial, quien desde su autoridad coordina las acciones policiales, a no emplear la represión como una herramienta de solución de conflictos, pues así como ha instruido la violencia policial contra profesores y asistentes de la educación, también lo ha hecho contra los mineros de Chuquicamata que se encuentran ejerciendo también su derecho a huelga», agregaron.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here