Equipo internacional obtuvo por primera vez características físicas y químicas del conglomerado de estrellas.

Un grupo internacional de investigadores, que integran los astrónomos de la Universidad Católica del Norte, Dr. José G. Fernández-Trincado y Dr. Christian Moni Bidin, analizaron por primera vez en la historia las propiedades físicas y químicas del antiguo cúmulo globular Tonantzintla 1.

Los cúmulos globulares son conglomeramos de millones de estrellas que han existido desde las primeras épocas de formación de las galaxias. En el interior de la Vía Láctea se han catalogado aproximadamente 170 de estos objetos astronómicos, muchos de los cuales permanecen inexplorados.

Tonantzintla 1, también conocido como NGC 6380, ha escondido sus propiedades por casi 200 años en las regiones internas de nuestra galaxia. Sin embargo, el equipo internacional de astrofísicos, liderado por el Dr. José G. Fernández-Trincado, obtuvo por primera vez características físicas individuales de sus estrellas, como sus temperaturas y gravedades superficiales, su velocidad en dirección radial (conocer si se alejan o se acercan a nuestro planeta y con qué rapidez lo hacen); y también su composición química.

Estas nuevas observaciones en el infrarrojo cercano permitieron penetrar las densas columnas de gas y polvo para capturar en gran detalle las atmósferas de las estrellas de Tonantzintla 1. Los investigadores analizaron los datos del espectrógrafo avanzado del Apache Point Observatory Galactic Evolution Experiment (APOGEE-2), ubicado en el telescopio Irénée du Pont en el Observatorio Las Campanas (LCO).

«Los nuevos espectros en el infrarrojo cercano permitieron investigar las abundancias de una variedad de especies químicas, incluidos los elementos más ligeros y pesados que el hierro. Por ejemplo, entre los elementos ligeros que fueron detectados en las atmósferas de las estrellas de Tonantzintla 1 se encuentran el Oxigeno, Carbono, Nitrógeno, Magnesio, y Aluminio, mientras que el Cerio está entre los elementos más pesados que el hierro que fueron identificados en las atmósferas de las estrellas de NGC 6380», explica Fernández-Trincado.

La investigación reveló, también, que el contenido de hierro presente en las estrellas del cúmulo globular es aproximadamente seis veces más bajo que el contenido de hierro del Sol, pero similar al contenido del mismo elemento químico identificado en otros antiguos cúmulo globulares de la regiones internas de la Vía Láctea. Además, los astrónomos notaron que otros elementos químicos muestran una tendencia atípica que lo distingue de otros cúmulos globulares, lo que indica una compleja historia de evolución química en este conglomerado estelar.

«El descubrimiento de estas tendencias entre elementos ligeros y pesados sugiere que diferentes episodios de formación estelar o raros procesos astrofísicos de nucleosintesis estelar (reacciones nucleares durante la evolución estelar), tales como estrellas masivas con alta rotación, estrellas evolucionadas, entre otros, podrían haber controlado la compleja historia de evolución química en antiguos cúmulos de estrellas tales como Tonantzintla 1», destaca el astrónomo.

Esta investigación, presentada en el artículo científico titulado «APOGEE-2S Discovery of Light- and Heavy-element Abundance Correlations in the Bulge Globular Cluster NGC 6380» publicado en la revista científica The Astrophysical Journal Letters, fue liderada por el astrofísico Dr. José G. Fernández-Trincado y contó con la con la colaboración internacional de los astrónomos Timothy Beers, Beatriz Barbuy, Szabolcs Mészáros, Dante Minniti, Verne Smith, Katia Cunha, Sandro Villanova, Doug Geisler, Steven Majewski, Leticia Carigi, Baitian Tang, Christian Moni Bidin y Katherine Vieira.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here