El Golpe de Estado de 1973, planificado por la CIA norteamericana como se sabe, comenzó a implementarse en distintas etapas y condiciones políticas que fueron madurando con el paso del tiempo. El paro de los camioneros aliados con comerciantes y otros sectores sociales fueron minando la economía del país.

Paralelamente, la Democracia Cristiana, aliada con la derecha y empresarios que participaron en la planificación y ejecución del golpe, hacían lo suyo en el parlamento burgués junto a los medios de comunicación (El Mercurio, Canal 13, La Tercera y La Segunda) y bandas armadas de Patria y Libertad.

Después del tancazo de junio de 1973, los preparativos se concentran en realizar allanamientos de fábricas en distintas ciudades del país. Ese marco conspirativo provoca que en Agosto de 1973 en Antofagasta son allanadas las fábricas CCU e INACESA

Washington Muñoz, interventor CCU, denuncia públicamente este allanamiento.

En octubre de 1973, Washinton, estando recluido en la cárcel, es sacado del penal junto a otros Presos Politicos por el Coronel del Ejercito Adrián Ortiz, junto a una comitiva de militares, siendo asesinados alevosamente en la Quebrada del Wey, en el marco de la operación de exterminio llamada la caravana de la muerte .

Para nuestra Agrupación estos hechos no están olvidados ni sepultados en el pasado. Son hechos que tienen historia y memoria que dialogan con el presente. La dictadura sigue presente, no ha sido erradicada. Cada acción de denuncia contra los hechos del pasado nos compromete con un nuevo quehacer.

Este sábado 28 de agosto, en la plaza de la Revolución, desde las 12 del día se realizará una jornada de conmemoración por el detenido desaparecido y la detenida desaparecida. Jornada cultural que organiza el colectivo Víctor Jara Resiste.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here