Su satisfacción por la reciente decisión del Tribunal Ambiental de Antofagasta, que determinó rechazar la excepción de incompetencia absoluta opuesta por el Servicio de Evaluación Ambiental (SEA), en la causa rol R13-2018, que enfrenta al gremio médico y el ente estatal, manifestó el Colegio Médico de Chile, Regional Antofagasta.

Según el equipo de abogados del gremio médico, dirigido por la profesional Trissy Figueroa, la decisión implica que el Tribunal Ambiental es plenamente competente para conocer la reclamación interpuesta por el Colegio Médico en contra del Galpón del Grupo Luksic en Antofagasta.

“Como Colegio Médico de Chile, esperamos poder llevar adelante este proceso por el bienestar y la protección de la salud de toda la comunidad antofagastina y terminar de una vez por todas con los subterfugios procesales que se han intentado desplegar, para evitar la justicia ambiental, que permita poner término al galpón del Grupo Luksic en Antofagasta”, manifestó el vocero de la entidad, Doctor Hugo Benítez.

El facultativo remarcó que “dicha instalación fue sancionada recientemente por la Superintendencia de Medio Ambiente por contaminar toda la ciudad y hoy representa un serio riesgo de cáncer pulmonar para toda la comunidad y principalmente para pacientes crónicos y más de 6 mil estudiantes de la comuna, que asisten diariamente a establecimientos aledaños a dicha instalación”, sentenció el secretario regional de la entidad, Doctor Hugo Benítez.

Cabe destacar que con esta presentación judicial al Tribunal Ambiental de Antofagasta, el Colegio Médico de Chile busca poner término definitivo al galpón de concentrados del Grupo Luksic, ubicado en pleno corazón del centro portuario de Antofagasta, debido a las altas concentraciones de metales pesados que han sido detectados por los facultativos de 2014 a la fecha y que incluso han contado con la confirmación del propio Instituto de Salud Pública (ISP) y también por las autoridades de salud mediante casos de niños y trabajadores contaminados. Lo anterior ha dado paso a un largo prontuario de sanciones ambientales y sumarios sanitarios contra la empresa, además del traslado de un jardín infantil.

El gremio médico enfatizó que el concentrado de Minera Sierra Gorda, que cruza la ciudad diariamente rumbo al galpón del Grupo Luksic, de propiedad de transnacionales de origen polaco y japonés, posee una peligrosa composición química, dado que el 72% del concentrado metálico en polvo transportado -y que además está presente en toda la ciudad, con un espesor promedio de 2,5 micrones- está constituido por arsénico, plomo, bismuto, cadmio, zinc, manganeso, todos ellos productos peligrosos para la salud humana, además de oro y plata y sólo un 28% de cobre, información contenida en la adenda Nº2 que aprobó dicha iniciativa.

Cabe recordar que en estos momentos Antofagasta presenta además una tasa de incidencia de cáncer de 246 personas afectadas por cada 100 mil habitantes, la más alta del mundo y de todo Chile, lo que fue provocado por el consumo de agua potable con altos niveles de ársenico, entre 1958 y 1970, generando que la población local cuente con una alta susceptibilidad de cáncer. También se evidencia la alta incidencia de cáncer pulmonar, lo que se refleja en un mapa elaborado por los propios médicos colegiados, con datos del Centro Oncológico de Antofagasta.

Lo anterior, según el Colegio Médico de Chile no se condice con la instalación de un almacén de concentrado polimetálico en pleno centro de Antofagasta y el paso cotidiano de este producto en polvo, en un número máximo de hasta 54 vagones de tren nocturnos y 115 camiones todos los días, rumbo al acopio situado en pleno casco central de la comuna más poblada del norte del país.

“Por todo eso, como Colegio Médico manifestamos que no es bueno seguir utilizando el puerto de Antofagasta para este tipo de cargas metálicas poluentes. No pueden existir trasvasijes y ya llegó el momento de acabar con esta amenaza a la salud, dado que un negocio, por muy lucrativo que sea, no puede ser llevado adelante, si con eso sacrificamos a toda una comunidad que posee el derecho constitucional a un medio ambiente libre de contaminación y a su salud”, manifestó el Presidente del Colegio Médico Regional Antofagasta, Doctor Aliro Bolados.

Este análisis es apoyado por innumerables investigaciones realizadas durante décadas por miembros del Colegio Médico, su Departamento de Medio Ambiente, el ISP en 2014 y recientemente por el destacado estudio efectuado en conjunto por miembros del gremio médico, con destacados científicos de las universidades de Antofagasta y Austral de Chile, además de la Sociedad Chilena de Geología, el que fue publicado este año en la destacada revista científica internacional PeerJ.

Cabe destacar que esta última investigación conjunta demostró el origen antropogénico de los polvos metálicos, que hoy permanecen en las calles de Antofagasta, cuya composición aumenta a mayor cercanía del puerto, por lo cual la propia empresa ATI fue sancionada a limpiar la zona aledaña al terminal por el Segundo Tribunal Ambiental de Santiago, medida confirmada por sentencia de la Corte Suprema de fines de 2017, luego de sendos procesos sancionatorios en contra de la compañía por parte de la Superintendencia de Medio Ambiente (SMA) hoy en marcha.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here