Tras el reportaje publicado por nuestro medio que dio cuenta de las acusaciones que la Universidad de Antofagasta esgrimió en un informe interno, para justificar el despido del profesor Cristián Zamorano -quien hoy ejerce como principal asesor del intendente regional-, las reacciones no se hicieron esperar.

Regionalista.cl recibió un correo electrónico del abogado del señor Zamorano, Gonzalo González, quien en primer lugar solicitó el retiro de dicho reportaje desde nuestra página, lo que legalmente no corresponde. Posteriormente, solicitó una entrevista, la que se realizó en el Hotel Terrado, como él solicitó, con el objetivo de poder entregar su versión de los hechos denunciados.

En la conversación, González reconoce que Zamorano no validó su título de abogado en Chile ante la Corte Suprema. También hace acusaciones contra un abogado integrante de la Corte de Apelaciones, asegurando que no tiene título. Asimismo, en un tenso diálogo por momentos, critica duramente a nuestro medio y cuestiona las motivaciones del reportaje, insinuando que pudo obedecer a un «favor político» y preguntando si recibimos dinero por haberlo publicado.

Aquí, la conversación en extenso…

En relación al reportaje que nuestro medio de comunicación publicó, en donde hacemos mención a un documento interno de una universidad pública, por tanto es un documento público…

Yo haría la distinción ahí, pero bueno…

Así lo han dicho dictámenes de contraloría… ¿Qué tienen ustedes qué decir respecto a las acusaciones o a los argumentos que el decano tuvo para sostener la no contratación o no renovación del contrato del señor Zamorano?

¿Está grabando?

Sí, estoy grabando…

Nos fuimos dos cucharadas y a la papa, me fuiste a hacer la pregunta directa. Y te voy a responder como abogado y con los hechos que sí constan en el tribunal. ¿Por qué? Porque en el tribunal es una demanda que se entabló para reclamar precisamente porque las causales, es decir las motivaciones que hay detrás de este acto público, es decir todo acto público o de la administración pública, en estricto rigor, debe ser motivado. Qué significa esto. No sólamente basarse en una norma, una ley, básicamente una norma porque son decretos, digamos. Una ley, pero un decreto, etcétera, tiene que tener un motivo, una justificación en los hechos. Y a eso se le denomina por la doctrina «motivación». Bien. Esa motivación no tiene sustento, a nuestro parecer, con la realidad fáctica, valga la redundancia, que se dio con toda la relación que se dio con toda la vigencia de la relación laboral o a contrata que estuvo el señor Zamorano en la Universidad. Porque no fue un año, si no que fueron varios años, en donde incluso ejerció cargos directivos dentro de la universidad. Jefe de escuela, director de carrera, etcétera. Incluso, votado, como llegó ahí, da un poquito lo mismo. Entonces, la motivación que hay detrás de este acto, nosotros la cuestionamos, porque se le atribuyen ciertas condiciones a él, que no tienen sustento en la realidad. O no se pueden demostrar. Me explico. Esos documentos, que usted hace alusión, no constan en el proceso. Hagamos esa distinción también. Perdón que me vaya un poquito por las ramas. Pero nosotros reclamamos de la motivación. Hubo una demanda, hubo una audiencia preparatoria y se ofrecieron los documentos y hubo una primera audiencia de juicio donde se acompañaron los documentos, se ofrecieron en esa instancia de prueba. Eso ya sucedió, en mayo pasado. A principios de ese mes. Y esos documentos que ustedes exhibieron en su periódico, en su publicación, no todos constan y no son parte del juicio. Por tanto, ahí se me empieza a caer un poquito la argumentación y por qué yo le pedí la entrevista. Bueno, dicho eso, nosotros por regla general atacamos la motivación y si usted dice que tengo problemas con la calificación de si tiene usted el título de abogado… Esa es una… Dos, que ha tenido una deficiente evaluación, por parte de los alumnos y de su desempeño. Esas son, punto, no hay más. No hay más
motivaciones que haya detrás. Eso lo dice el señor decano en un informe. Luego pide sea revisado en un consejo y luego es decidido. No hay más motivaciones como argumento detrás de esa decisión. Lo que ustedes publicaron ahí, referente a ciertas conductas de acoso, una pelea que no consta que es media pelea de bar, no sé ahí qué pasó, no son parte del proceso. Eso no se discutió. Ni por nuestra parte ni fue un hecho que se presentó por la contraria. Ok.

No es parte del proceso, pero sí es parte de un informe con el cual se decidió el despido

Es que no pues, no es. No pues.

Es un documento que se utilizó para decidir el despido del señor Zamorano

No es el documento, porque si se hubiese utilizado, ellos lo hubiesen presentado al tribunal.

No necesariamente

Es que entonces usted me está dando la razón.

¿De qué?

¿De qué? Si usted fuera un juez, decidiría que no es coherente la decisión que usted tomó, porque de los antecedentes que usted me presentó al tribunal, no dan cuenta suficiente de su decisión. Ah, había más antecedentes. Perfecto, ¿por qué no los presentó?

Bueno, ese es un tema de lo que se discute en el tribunal

No.

Nosotros hicimos un reportaje

Yo creo que ahí hay un error. Porque están guiando a la impresión pública, con el poder que ustedes tienen, con el poder y la misión que ustedes tienen, con documentos que no son oficiales del todo, porque ni siquiera la contraparte lo presentó al tribunal. Ok.

Pero es un documento oficial. Es un documento de una universidad firmado por el decano.

Si tu me preguntas… Formalmente es un documento oficial, por supuesto. Tiene un timbre, está avalado. Que sea erróneo el documento es otra cosa. Hay que distinguir. Es un documento oficial, sí. ¿Por qué? De quien emana. Perfecto. Eso yo no te lo discuto. No digo que sea falso y no fidedigno ni nada. Es un documento oficial, pero es erróneo y tampoco fue ofrecido al tribunal. Porque sabían que, no tengo idea qué les habrá pasado por la cabeza, no leo la mente. Al no ser parte de un proceso, que es la instancia precisamente para sustentar su posición. Entonces, ¿donde está la molestia de nuestra parte? Es que están litigando por la prensa. Si usted no presentó el documento
al tribunal, porque se olvidó, por error o porque consideró que no era suficiente para sostener su posición dentro del tribunal, ¿para qué lo presentan por la prensa? No se sostiene. Si usted tiene un caso, que puede armar, perfectamente defendible, usted presenta lo mismo que presentó en el tribunal en la prensa, porque está confiado en
su versión. Yo ahí no voy a discutir si están equivocados. Porque por algo fuimos a un tribunal. Decidirá un tercero imparcial. Yo tengo mi posición, estoy convencido de eso, pero puedo estar equivocado. ¿Me entiende? Y eso sí lo respeto. Pero digo, ahí no es coherente, no es coherente. ¿Me entiende?

Pero eso presupone que nosotros, como medio, somos parte de la estrategia de la universidad… Y yo no he tenido contacto con la otra parte…

¿Entonces cómo conseguiste ese documento?

A través de una fuente…

Es que ese documento no está en la página del poder judicial…

Si, pero es un documento oficial de la universidad.

Pero tú no lo pediste por transparencia.

No, no lo pedí por transparencia.

Entonces te estás pisando la cola.

No, para nada, porque yo conozco la ley de prensa, ley 19.733, que usted debiera conocer, porque usted es abogado…

¿Usted es periodista?

Soy director de un medio. Y los directores, editores y periodistas están protegidos por la ley de prensa.

Yo no te estoy diciendo eso ni lo contrario.

Pero acaba de hacer una imputación. Que yo me piso la cola al no haberlo conseguido por ley de transparencia. Y eso es un error. La ley de prensa señala que uno puedo conseguir a través de diferentes herramientas los documentos.

Esa no fue la imputación que yo te hice de que te estás pisando la cola, porque te basaste en documentos que no son públicos.

Son públicos.

No son públicos. No están en el tribunal.

Sí, porque es de una universidad pública.

No. Son públicos de quien emana.

¿Conoce la ley de acceso a la información (ley de transparencia)?

Sí. ¿La pediste tu?

Independiente de eso

Ah, entonces te estás pisando la cola.

Para nada. Para nada. La ley de acceso a la información pública y la ley de bases generales de la administración del estado, que usted debiera conocer, porque es abogado, señala que todo documento que emana de un ente público, es público

Fernando, no me hagas esa vuelta toutológica.

Es que lo que le digo es importante y muy relevante en este caso

Es que no. Ese no es el punto. Yo no te estoy diciendo que tu actuar fue ilegal. Yo nunca te dije eso. Eso está dentro de la ley.

¿Entonces qué sentido tiene que me señale reiteradamente que yo, al publicar el documento, que no conseguí por la ley de transparencia…?

Te voy a preguntar directamente, porque tú no eres un tipo tonto, eres un tipo que ha trabajado en política. Por de pronto por algo te pedí la entrevista a ti. Eres un gallo muy inteligente. ¿Cual es el afán de presentar documentos no públicos o no publicados o no oficiales en el juicio, conseguirlos a través de una fuente que no te voy a pedir que reveles porque es tu…?

Y la ley de prensa me protege…

Esto es ética. Yo distingo entre legislación y el derecho. No es lo mismo. Si a mí la ley me da lo mismo. La ley puede decir lo que quiera. Pero hay ética. Hay principios éticos. A eso yo me refiero.

¿Cual es la motivación que nuestro medio tuvo para hacer un reportaje sobre este tema? 

Eso.

El tema es que a nosotros nos parece de relevancia y de interés público que una persona que hoy día ocupa un cargo público, con un sueldo pagado por todos los ciudadanos, por todos los chilenos…

Como tú fuiste alcalde también…

Como yo que ocupé un cargo público pagado por todos los ciudadanos… Y por eso todos los que quieran criticarme, no tengo ningún problema. Me parece de relevancia que hoy día una persona que ocupa un cargo de asesor, de la máxima autoridad regional y que aparece señalado por un despido por algunas imputaciones, que se pueda indagar y conocer qué hay detrás de eso

Mira… ¿Esa es la pregunta o esa es la motivación?

Esa es la motivación para que un medio de comunicación pueda hacer un reportaje respecto a una persona que hoy día ocupa un cargo público. Y, además, nosotros respetamos todos los estándares éticos, por cuando nos acercamos a la persona aludida y le dimos la posibilidad de expresar su versión de los hechos

¿Pero por qué ustedes no contrastaron la información? ¿Por qué no le preguntaron a cualquier abogado cual es la dinámica de cualquier juicio?

Es que yo no estoy haciendo un reportaje sobre un juicio en un tribunal. Estoy haciendo un reportaje sobre un asesor del Intendente que fue despedido de una universidad por unas acusaciones

Fernando, esas acusaciones no fueron la motivación por lo cual a él lo despidieron. Ustedes hacen alusión a una conducta de acoso, sabiendo que hoy día la opinión pública está pendiente…

Hablamos de acoso laboral, no de acoso sexual

Acoso digo, acoso es general.

Es que lo que interprete la gente nosotros no podemos hacernos cargo

Espera, espera. Dije acoso en general. Te recojo el punto, es verdad. Pero dijeron acoso, respecto a una mujer. Ok. Bien. Porque hoy día, en ese sentido, lo van a acusar de micro machismo y bla, bla, bla. Entonces, sabiendo cómo está el ánimo hoy día de la opinión pública respecto a esos temas, que a mí me parece fantástico, la igualdad entre el hombre y la mujer, no sólamente moral, si no que tiene que permear a todas las capas. Entonces yo lo encuentro fantástico. De verdad. Ahora, dicho eso, sabiendo que está revuelto el tema, le cargan el mote. «Ah, este hombre es acosador». No fue por eso que lo despidieron. En buen chileno, le dijeron, señor, los alumnos te evaluaron mal, tú eres un personaje penca. Eso no fue lo que dijeron. Eres penca y tienes mala evaluación y no
tienes título de abogado. Acá somos una facultad de derecho. Ese es el punto. Ese es el punto. Eso es lo que ellos le dijeron. De hecho hay una sesión. Ustedes la pusieron ahí, en la sesión del 20 de junio o 20 de julio del año pasado. Cuando se dirime por personas, ciertas personas. Incluso lo juzgan por no ser abogado y hay no abogados
presentes. Medio absurdo, pero bueno. Más allá de eso, las motivaciones fueron expresadas ahí por el señor decano en su informe, cuando se decide la no renovación de la contrata. Y en ese informe, que sí consta en el proceso, nunca hace alusión a conductas de acoso. Ok. Eso, como primer punto. Tomemos en consideración que se trata de una facultad de derecho, como usted ha dicho. Usted es abogado y debiera saber. Tiene toda la razón. Allá hay 45 mil abogados… Allá hay 12 abogados en un staff. Alguno se habrá estudiado las leyes, digo yo. Los procesos institucionales cómo se prueban ciertas cosas. Acusaciones. Lo que sea. Eso, ¿por qué no lo hicieron? ¿Por qué
nunca tomaron un protocolo de acuerdo? Porque esa no fue la… No voy a entrar a hacer suposiciones, pero nunca fue la motivación la conducta de acoso del señor Zamorano. No fue la motivación. Ni siquiera se lo dijo a él. Ni siquiera hay correos. Ni siquiera hay conversaciones de esa alusión. Que haya tenido un problema con un profesor hoy día ahí, se agarraron a una pelea entre ellos dos. Me parece que eso puede ser efectivo. No hubo lesiones. Porque no hay constatación. No hay un proceso sumario, porque no fue una actuación dentro de la universidad. Que puede ser una pendencia de curados. Yo te lo digo así bien coloquialmente, porque creo que puede haber sido así. Digamos. Yo no estaba presente. Antes de tomar el caso no los conocía. Pero de ahí a que haya sido la motivación para despedirlo, tampoco se hace alusión a eso, estando el señor Juan Pablo Ovalle presente en ese consejo, donde se decide terminarle la contrata. Nunca se dijo «este señor me maltrató, me pegó». Tampoco. Él es un abogado. Si hubiese tenido lesiones tendría que haber hecho la denuncia. Sabe perfectamente el conducto institucional. Aquí no hay error de prohibición. ¿Me entiende? Entonces, es extraño que hoy día le carguen el mote de acoso. Yo por eso me molesté. A lo mejor sobre reaccioné y le pido disculpas. Perdón si fui patudo. Por eso quería que conversáramos acá. Pero al señor Zamorano ustedes le pueden decir cualquier cosa. Pero nunca se le despidió por conductas de acoso. Eso no es así. Eso es lo grave. Porque ni siquiera fue presentado en el tribunal. Porque si hubiese sido así, llega el tribunal y me dice: Oiga, usted me está demandando y mire, tiene todo estas conductas de acoso, tiene sumario, tiene esto y esto otro. La carita que tiene señor. Y eso no es así. Yo nunca he tomado un caso de un señor que hizo las de quico y caco, fue acosador con una mujer, etcétera. Y luego pide demandando por su honra y moral. ¿Con qué cara? ¿Me entiende? No es así. Esa no es la situación. Entonces, eso es lo que yo le pedí a usted aclarar. A lo mejor se entendió mal. Yo no lo estoy censurando. ¿Por qué no vieron bien la demanda? O… Olvídense de la demanda. Vean la contestación. Ni en la contestación de la contraria, que ellos se pueden hacer cargo de los hechos, nunca se agregaron estas conductas. Nunca se ofreció prueba respecto a esas conductas. Ni sumario contra este señor. Tampoco se pidieron oficios.

El informe al cual nosotros hacemos mención, que además no ha sido publicado completamente, nosotros hicimos extractos para este reportaje, hace mención a estas denuncias y señala que se adjuntan cartas de las personas que hacen esas denuncias.

Yo no me puedo hacer cargo porque no las conozco.

Entonces, a lo mejor lo que pasa es que no conoce el contenido de ese informe

Es que no me interesa, porque ellos no lo ofrecieron en el tribunal. ¿No sé si me explico?

Para el proceso judicial no le interesa, que es lo que usted lleva. Pero para el interés periodístico, cuando nosotros revisamos el informe y se hacen ciertas alusiones, a nosotros nos parece de interés público…

Usted bien sabe, que cuando hay conductas constitutivas de delito, como los acosos (no dije sexual, que se entienda bien), pero el acoso sí. ¿Qué es el acoso? Que se entienda bien. Un acoso es que mediante fuerza física o psicológica, lograr que otra persona haga algo o se vea menoscabada respecto a su posición. Respecto a la cual libremente no accedería. Eso es el acoso.

Bueno, en este informe de la universidad hay una carta de una persona que ratifica lo que sale en ese informe

Esa persona ni siquiera está citada al tribunal, que yo sepa. Nunca se hizo alusión como contra respuesta. A ver señor, digo, a este señor lo echamos porque es un pelotudo (perdón que lo diga así), que mira como trata a las personas. Estamos en una universidad. Estamos educando jóvenes. No voy a permitir este trato, etcétera, etcétera.
No fue así. ¿Cual es mi punto? Para no ser tan majadero en esto. Hay vías institucionales y yo como abogado tengo el defecto de querer seguir, cuando hay hechos constitutivos de delito o de esta naturaleza, de menoscabo respecto de un ser humano, sea hombre o mujer, hay vías institucionales para eso. Sí. Hay un protocolo. Bueno, y en última instancia, si son de tal gravedad, están los tribunales. Incluso, los tribunales laborales, que son competentes respecto de la administración pública. Porque entiende que estos derechos son garantías constitucionales, por lo tanto pertenecen a todos. Al no haberse nunca ejercido estas acciones, ni siquiera a nivel de sumario interno y aquí no cabe tampoco el error de prohibición, es decir, estamos en una facultad de derecho, ellos saben las normas. Entonces, digo, ¿por qué ahora, con qué afán? ¿Me entiendes? Yo entiendo que se diga: es que es una persona contratada por la máxima autoridad regional. ¿Con qué afán? Entiendo también los afanes políticos, entiendo cuando
se persigue a ciertas personas. No creo que sea el caso. No quiero creer. Porque si ustedes fueran responsables dirían, a ver, basémonos en lo que institucionalmente hay. Yo entiendo que la verdad va más allá.

Claro, pero es que ahí se presupone que todo está en lo que en el tribunal se discute…

Es que así debiera ser pues, si para eso están las instituciones.

Sí, pero para ver un litigio judicial, porque lo que se está resolviendo aquí es el despido… Lo que yo estoy evaluando es qué hay detrás del despido desde la universidad…

No se trata de eso. ¿Cómo yo investigo un caso? Porque es un reportaje. ¿O es una cuestión pagada? Yo le pregunto directamente a usted.

¿Me está preguntando si es pagado? No, no es pagado

¿O un favor político?

Tampoco

¿Entonces? Los reportajes se hacen contrastando la información. Yo tengo amigos periodistas. Los quiero harto y a veces los odio también.

Pero usted está suponiendo algo erradamente. Está confundiendo lo que se está discutiendo en un tribunal con el interés de un medio de avaluar cual es la situación que ocurrió en torno al despido de una persona que hoy día ocupa un alto cargo en la región de Antofagasta y que se le paga con dineros públicos. Y que antes también se le pagaba con dineros públicos cuando trabajaba en la universidad. Y que se dedicaba a criticar a todas las personas y que, por lo mismo, debiera entender que él también está expuesto a la opinión pública y a la crítica

Mira, que sea un pedante, que sea un señor que se cree más de lo que es, yo igual lo aguanto. Eso está bien, es parte del juego. Que digan: Este señor es pedante, que se las da dé, porque tiene un título que no es. Si ustedes hubieran dicho eso, no es el caso, pero lo estoy poniendo de ejemplo. Mira: este señor que se las da de que es de no sé donde, que es francés, lo que sea y hay documentos oficiales que dicen que este señor no tiene el título. Uy, es un farsante. Literalmente, digamos. Ya, ahí podría ser el caso. Ya. Eso no fue discutido, pero ustedes a través de una investigación descubrieron que este señor era un farsante. Pero no es el caso tampoco. Pero ahí yo lo podría entender, porque tiene un documento que dice que este señor no es quien decía que era. Pero no es el caso. Ahora, yo le voy a poner un ejemplo. Lo invito a usted a contrastar esta información. Y eso sí está en la página oficial del poder judicial. Tengo una copia acá. Usted se puede meter, para que me crea que yo no lo adulteré. Hay un señor que está mencionado en su reportaje, está mencionado también en el caso, ha sido parte, porque es profesor de la universidad de Antofagasta, que dice que estudió un doctorado y un documento oficial de la universidad donde él supuestamente estudió, da cuenta de que él no estudió ni ha sido alumno regular. Y eso consta.

Interesante. Podríamos revisarlo

Podrían revisarlo. Y más encima ha sido abogado integrante de la corte de apelaciones. Es profesor. Y no tiene…

Me parece interesante. Es un tema que pudiera ser de interés público

Y eso consta. No me estoy mandando un carril. Está el documento en el mismo juicio, porque se evaluó por parte de una persona, la condición de otro, cuando ni él la tenía. Bueno.

Es interesante. Yo creo que es un tema de interés

Se los digo para que ustedes lo investiguen.

Yendo al tema de fondo, porque hemos estado hablando si fue pertinente que hiciéramos el reportaje…

Esa es una opinión mía.

Está bien. Me parece legítimo. Pero, le pregunto. ¿Usted como abogado del señor Zamorano rechaza todas las acusaciones que están en el proceso? Ya separamos que hay acusaciones que no son parte del proceso judicial por el despido. Pero las acusaciones que están en el proceso judicial. Que no logró acreditar su condición de abogado.

Él tiene la licenciatura en derecho. Él nunca ha dicho que es abogado en Chile.

Es un tema que está en el extranjero. ¿Pero se hizo el trámite para poder validarlo acá?

Tú para ser abogado acá en Chile. O sea, perdón, para poder litigar, tienes que tener el título de abogado validado en Chile. Y eso te lo da la Corte Suprema. Hay un proceso que se hace a través de la Universidad de Chile. Eso, él no lo tiene. Nunca dijo que lo tenía. Él estudió en Francia su licenciatura en derecho y tiene un doctorado en ciencias políticas de La Sorbonne, que es la segunda universidad más antigua del mundo. No es la Universidad de Cumpeo. Entonces, esos son sus títulos, están en el tribunal también. Si usted se mete a la página web. No me crea. Hay un oficio de la universidad de Chile donde se protocolizaron. Cuando llegas a Chile informas tus títulos. Tiene su licenciatura en ciencias jurídicas y sociales. Eso sí lo tiene, en Francia. Es doctor en ciencias políticas.

¿Pero el trámite en Chile lo ha hecho?

No, no lo ha hecho. Si nunca dijo que lo ha hecho.

¿Por qué no lo ha hecho?

No lo sé. O sea. Para eso hay que preparar el grado.

La universidad dice que le pidió regularizar reiteradamente

Yo te voy a decir lo que hay que hacer, porque yo estudié en la Universidad de Chile. No es fácil. Tienes que prepararlo.

¿O sea no lo ha hecho porque es complejo, difícil?

No lo sé, no lo sé. Estoy especulando. Lo que yo te puedo decir es que ciertamente no lo ha hecho. Él nunca ha dicho que lo ha hecho. Nunca firma como abogado. Porque sabe que no puede ejercer, por mucho que tenga la licenciatura, él no puede ejercer como abogado ante los tribunales.

Sin embargo, ¿por qué no ha hecho el trámite si la universidad se lo pidió y le dijo que era uno de los requisitos para seguir?

No lo sé, no lo sé. Sinceramente no lo sé. O sea, es que yo desconozco como era la interna de la universidad. Yo me imagino. A ver, no me imagino, lo sé porque también lo viví para mi examen de grado en la Universidad de Chile. Es complicado. Además te dan hora como para 6 meses, 9 meses más. Así lo hice yo, digamos. Entonces, requiere un tiempo. Ahora, si no lo hizo porque no… Ahí no…

¿Y respecto a la mala evaluación de su desempeño?

Hay dos tipos de evaluación. Una que hace el consejo, la facultad. Y otra los alumnos. La evaluación docente entiendo que se acompañó al tribunal, pero tú no los puedes revisar. Cuando los documentos son públicos, son públicos para las partes involucradas, no para todo el público. Hay que ir a revisarlo allá. Por lo tanto no tengo una copia digital de eso. Pero el resultado de eso podemos pedirlo y comunicárselos a ustedes.

¿Y qué dice ese resultado?

Entiendo que no fue favorable al señor Zamorano, la del último año.

¿Y respecto a la evaluación de los alumnos?

A esa me refiero.

¿Y respecto a esa mala evaluación, que haya sido uno de los argumentos utilizados para el despido, ustedes eso lo cuestionan?

Primero se pusieron los zapatos, después los calcetines. La evaluación fue hecha por alumnos después que se decidiera la desvinculación del señor Zamorano. Empezando el segundo semestre, acá empieza el semestre no en junio, empieza en agosto. Fue en esa época, cuando se hace esta evaluación y la decisión de desvinculación previa del señor Zamorano (off the record) fue en junio, julio del año pasado. Cuando se hizo este consejo y a él se le pidió la renuncia por parte del decano. Le dice: Renuncia, ándate. Y él se fue con licencia. Todo esto pasó, evaluaciones cuando él no estaba haciendo clases. Es medio extraño.

Entonces ustedes aducen que el despido de él tiene otras motivaciones

Sí, de hecho ustedes la pueden leer en la demanda, después un ademdum a la demanda y después una contestación y un ademdum a la contestación.

Revisé algunos de esos antecedentes y leí que el señor Zamorano alegaba una especie de persecución política

No sé si persecución política es el nombre, pero personal sí.

¿De parte del decano?

Sí. Y de su grupo de trabajo.

¿Se le criticaba por el contenido de sus columnas?

Sí.

¿Y eso él lo denunció en su momento el señor Zamorano, de manera formal, a través de una carta?

No. No. Entendamos que él era la autoridad académica. Era director de escuela.

Pero podría haberlo denunciado al rector o a otra instancia

De hecho está citada la vicerrectora académica, la señora Sara. Nosotros citamos al rector también y el rector no quiso declarar. Mandó a un apoderado que no tiene idea del caso. Bueno, lo puede hacer legalmente. Pero sí, se lo hizo saber. El rector no tiene nada que ver en todo caso. De que se enteró por la pasada, sí. Pero la vicerrectora académica, señora Sara, Velásquez me parece que es el nombre, ella sí sabía. Sabía que había roces. De hecho lo notó cabizbajo en una oportunidad en que se encontraron para conversar. Le dijo que tomara una terapia reiki alternativa. Ahí te estoy poniendo de mi cosecha. Pero sí era alternativa. Le preguntó: ¿por qué andas tan cabizbajo? «No, es que tengo problemas con él». Ellos no se llevaban mal. Pero de repente cambió el escenario.
Durante varios años trabajaron. Él trabajó con alumnos. Él venía haciendo un trabajo sistemático. ¿Ustedes me dicen que tengo mala evaluación con los alumnos? ¿Cómo? Aquí está la prueba. Versus otros académicos que no han hecho nada. No hacen publicaciones. No tienen los títulos académicos, no tienen magister, no tienen doctorados.

¿Él le trasmitió algunos de estos temas o roces a la vicerrectora?

Empezó a haber un declive en su estado de ánimo. Por eso él toma una licencia que le dura más de 6 o 7 meses por una depresión. Ese es el contexto. Eso consta en el proceso. Cuando a él se le termina la contrata él estaba con licencia médica.

Esto que señala la universidad de que estando con licencia médica él seguía ejerciendo algunas actividades como escribir columnas, hacer comentarios en la televisión…

El punto no es dejar de hacer cosas, el punto eran las personas y ese ambiente de «manada» que había ahí, que era el que le generaba problemas. Y por recomendación de su psiquiatra toma una licencia, que se la dio. «Aléjate de eso que te está haciendo daño, no te expongas a esa situación». No era un reposo total. No era que se había quebrado tibia y peroné y tenía que estar acostado en la cama. No era así. Y tampoco internado en un psiquiátrico. Se trata de esa situación que tenía que ver con esas personas. Yo no veo por qué a alguien le afecte que alguien ejerza su labor. Estas personas se trataban a gritos, con garabatos.

¿Quién se trataba a garabatos?

Él con el decano. No con otros profesores. Empezaron a haber roces.

¿Y llegaron incluso a los garabatos?

Y gritos.

¿Entre ambos o desde una sola parte?

Que yo sepa fue de una sola parte y lo que a Zamorano no le calzaba es la reacción. Se tenían estima en un principio, por eso trabajaban juntos. No digo que sean amigos. Y de repente los cambios de humor y de repente los gritos de una oficina a otra. Me explico. «Oye weón», así. El otro quedaba de una sola pieza. Pero no es la forma de tratarse. Y eso es lo que lo tenía desgastado.

¿Qué otro elemento ustedes aducen para señalar que el despido del señor Zamorano es injustificado?

No se ajusta a derecho en el sentido de que para la motivación, y me ciño a lo que te dije, tiene que haber cierta coherencia entre el actuar de un órgano administrativo, en lo que fue haciendo durante el tiempo. Es tan simple como esto. Lo fácil que hubiese sido, lo que me extrañó de este caso, porque he visto casos similares… cuando
termina la contrata, tú terminas el contrato. ¿Y cual es la causal? Termina el plazo. Fin de la historia. Y nadie te puede discutir eso. Si usted sabía que terminaba el 31, los dos firmaron, estaban de acuerdo, son adultos. Si hubiese sido esa la causal, nada que reclamar. ¿Me entiende? Mala suerte, te llevaste mal con la gente, lo siento en el alma, así es la vida. Consíguete otro trabajo. Está la Universidad Católica del Norte, la Santo Tomás, Tarapacá. Lo que sea. Pero las motivaciones, que quedan ahí escritas, no son que se terminó el plazo de la contrata, entre otras. Si no que dice: su mal desempeño académico. Eso precisamente es lo que nosotros demandamos. Porque si yo voy a conseguir pega… Le cortaste las piernas.

O sea, en el fondo lo que señalan es que si le quería despedir o no recontratar, bastaba con que se le terminara su plazo de contrata, sin un informe que hiciera acusaciones

No. Puede haber sido también, si hubiese sido el caso y se sustentaba. Si el señor hizo lo que dijeron, nada que hacer.

Pero también hay dictámenes de contraloría que señalan que para no renovar un contrato cuando han pasado más de dos años, se deben tener argumentos y razones para ello… Ahí hay una contradicción de parte de ustedes…

Ahí técnicamente no hubiese habido una afectación en la honra.

Entonces ustedes están reclamando la causal, pero también la honra

Es la honra. Yo no estoy pidiendo que se reincorpore al señor Zamorano. Nadie va donde no lo quieren. Yo voy a ser bien sincero y aquí me estoy saliendo de mi labor como abogado, pero estoy yendo al sentido común, medio estúpido que tengo. Entonces, si un señor, supongamos que esto sea verdad… Que lo están acosando. Es muy tonto pedir que lo reintegren ahí, porque el siguiente paso va a ser que te vas a pegar un tiro y vas a terminar tirándote al agua. No digo que esto lo va a hacer el señor Zamorano, capaz que me mate si me escucha diciendo esta tontera. Si estás con un cuadro depresivo, te estás exponiendo a esto. ¿Para qué quieres que te reintegren? Nosotros no pedimos que lo reintegren.

Ustedes piden una indemnización

Nosotros pedimos: cambien la causal, señores, porque si yo voy a pedir pega… Además, cámbienla no por un capricho, porque no tiene sustento. Porque la evaluación académica no se condice, si me dieron premios. Fue reconocido ante el Tribunal Constitucional. Publicó. Hace eventos acá en Antofagasta. Va en representación de la Universidad de Antofagasta. Estuvo, mientras estaba de vacaciones, el año pasado, en Francia, con un viaje pagado por la universidad de Antofagasta. Si tení’ un gallo que te tiene hasta acá, que encontra’i que hace muy mal su trabajo, que no lo aguanta’i porque es un pedante, ¿le pagas un viaje a Francia para que vaya a hacer una actividad universitaria? Es ilógico, no.

Es curioso

No hay justificaciones materiales, motivaciones, que sustenten al 100%, lo que ellos tuvieron para la no renovación de esta contrata.

Además de solicitar que se cambie el informe, la motivación, también ustedes están pidiendo una cantidad de dinero, una indemnización

Eso está en la demanda.

¿Algo más que agregar? Ya no tengo mayores consultas

No, no. Lamentablemente voy a citar a Ricardo Lagos. Dejemos que las instituciones funcionen, jajaja, más allá del chiste. Y veamos lo que dice el tribunal. Pero, dejemos que las instituciones funcionen y si pierdo, pierdo. Perdemos. Y basémonos también en los criterios y en la documentación contrastada. Eso. Agradezco tu tiempo, tu disposición. Te pido, de nuevo, por favor, o corrijan, esto como un consejo como abogado. Ustedes abajo, en los reportajes, le pueden hacer, como hace la Bío Bío, la Cooperativa, poner una advertencia: estos hechos son parte de un proceso judicial, por lo tanto son…

He leído eso en Bío Bío

Siempre le hacen un warning. ¿Por qué? Se evitan los sesgos, se evitan una posible acción judicial, no te digo de parte mía, de parte de cualquier persona. Eso también le hace una advertencia al lector: «Ah, esto puede cambiar». Porque después, supongamos que ganamos, tienen que publicar la sentencia.

Ningún problema

No, no, no, ellos te digo. El tribunal los obliga a ellos, no a ustedes.

Pero nosotros como medio podemos hacer una noticia de eso, porque es un tema de interés

«Gonzalo, es un tema de interés, ¿me podi’s mandar la información? Ahí está Fernando». Y te van a decir: Oh, ¿pero por qué, estás con él y ahora no? Entonces, el hecho de hacerse la advertencia al final…

Pero sólo una aclaración: «¿Estas con él, no estás con él?» Supone algo que no es. Nosotros no estamos tomando partido. No conozco ni tenemos ningún interés con el decano de la universidad

Este tema es interesante por los involucrados. Tienen para comer varios periodistas porque se mencionó a un ministro de la Corte, señor Óscar Clavería. Se mencionó a un señor que dijo que tenía un doctorado y no lo tiene. Que además es un ministro integrante, que va a tener que dar cuenta de lo que pasó o no pasó. Etcétera, etcétera. Se mencionó este problema de si hay o no hay acoso. Entonces, es noticioso. Por supuesto que es noticioso. Sólo le pido que hagan esa advertencia. No sé si sea majadero. Ahora si no lo hacen, da lo mismo. Se los digo como abogado.

Es una sugerencia

Gracias.

Gracias

7 Comentarios

  1. Soporté sólo hasta la mitad de la entrevista. El entrevistado es incapaz de hilar ideas con coherencia, se escuda en lenguaje técnico para mostrar superioridad, pero inmediatamente se pone a la defensiva cuando Fernando le habla en su mismo idioma.

    Además se pasa por todos las técnicas de persuasión más básicas: prepotencia, adulación,falso arrepentimiento, apelación a sentimientos éticos, etc. Sólo le faltó defender espistemologicamente a su defendido.

    Aplaudo a Fernando y a este medio por su profesionalismo y paciencia ante un entrevistado de tan mala calidad.

    Martín Arias Loyola
    PhD en Geografía Económica y Estudios de Planificación.

  2. Es mentira lo que dice el abogado del Sr. Zamorano y el falso lavado de imagen que pretende.

    En un documento público titulado: «Informe Petitorio: Movilización Feminista. Facultad de Ciencias Jurídicas – Universidad de Antofagasta. Año 2018.», que es un informe que resume el petitorio de la asamblea de estudiantes de Derecho de la Universidad de Antofagasta, en el contexto de las movilizaciones feministas a nivel nacional, se denuncia:

    «También consideramos necesario mencionar comentarios y actitudes por parte del Profesor Cristian Zamorano, que debido a la relación de poder que ejercía no se visibilizaron. De acuerdo a esto, surgieron varios testimonios, tales como:
    Profesor Zamorano mirándome exclama “¡UF!. “Que tus amigas me dejen de mirar” dirigido a estudiante con mirada lasciva, también ofreció a una estudiante “dar una vuelta en su auto”.
    Preguntó a compañeras si les gustaba su clase, a lo cual, respondieron que sí, luego a eso les pregunto si el les gustaba, a lo que respondieron que no, preguntándole nuevamente si eran lesbianas».

    El Profesor Zamorano maltrato también a miembros de su semillero cuando fueron a un viaje a Bogotá Colombia. Y esto no se denunció porque amenazó a las víctimas.

  3. El señor Gajardo y el sr Ovalle tampoco son blancas palomas, el primero tuvo que renunciar
    a la seremi del trabajo por un caso de Violencia intrafamiliar (apareció en el Mercurio de Antofagasta), solo esta de decano porque fue diputado pero no posee ningún postgrado y el señor Ovalle fue destituido de su cargo de jefe de carrera a petición de los estudiantes, por su mala gestión. Deberían despedir a toda esta gente y renovar la Faculta de Derecho de la UA.

  4. Que pérdida de tiempo leer este tipo de lavado de imagen.
    Entiendo que el abogado algo debe saber de la causa que patrocina, pero obviamente no es capaz de explicar nada de lo que dice.
    La causa que se lleva ante el Juzgado es pública y se puede leer diagnóstico emitido por siquiatra de esta persona, que no dice relación con una depresión.
    Tercero, que cuestione la o las calificaciones profesionales de terceros, claramente es un pésima teoría del caso.
    De todo el reportaje queda claro que es una pérdida absoluta de tiempo.
    Recomendación: preferible que remitan una carta!

  5. Aca va la nota del decano:

    http://www.emol.com/noticias/nacional/2000/05/19/21576/renuncia-seremi-de-justicia-de-antofagasta.html

    La UA en 2016 existía una planta docente harto acotada: 4 profes de planta, 7 de contrata.
    En 2017 se fueron 3 profes: 1 de planta, 1 a contrata y la desvinculación de zamorano.
    No se hace investigación, solo se hacen clases. Solo hay 2 doctores.
    Desde 2016 se dijo que eran necesarios la contratación de mas profes pero no viene nadie. Es muy rasca. Es necesario una regeneración completa de la Facultad de Derecho de la UA.

Responder a ex Alumno UA Cancelar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here