La Superintendencia de Medio Ambiente (SMA) de la región cambió de criterio y acogió la solicitud de la empresa Antofagasta Terminal Internacional (ATI), controlada por el grupo Luksic, revocando la primera resolución que exigía una total limpieza y disminución de las concentraciones de metales pesados en el sedimento aledaño al puerto de la ciudad.

El nuevo criterio de la Superintendencia mantiene la obligación de realizar una limpieza, pero esta vez en lugar de exigirse la disminución de las concentraciones de metales pesados, la empresa deberá acreditar una disminución de la masa disponible para ser ingerida, es decir la cantidad de polvo presente en las calles y veredas.

Lo anterior fue comunicado mediante una resolución dictada el 24 de agosto pasado, tras un recurso de reposición interpuesto por ATI.

Llama la atención que la Superintendencia haya acogido parte importante de los argumentos esgrimidos por la empresa portuaria en su recurso de reclamación, facilitando el procedimiento para ATI.

Cabe recordar que la medida que exige ejecutar una completa limpieza en los alrededores del puerto de Antofagasta fue ratificada por la Corte Suprema y hasta ahora ha sido dilatada e incumplida por la empresa en cuestión.

Junto con modificar su criterio, la superintendencia indica que la empresa deberá ejecutar tres limpiezas, una cada mes, y realizar mediciones antes y después del procedimiento.

El presidente de la Comisión de Medio Ambiente y Salud del Core e histórico dirigente del movimiento «Este Polvo Te Mata», Ricardo Díaz, reaccionó a través de redes sociales al conocer esta resolución.

«Si la Superintendencia de Medio Ambiente se va a doblegar ante ATI por el tema de la limpieza y les permitirá hacer lo que quieran, queda claro que a este gobierno no le importa la salud de los que viven en Antofagasta», indicó el Consejero Regional.

«Es grave que la Superintendencia acepte tecnicismos de ATI y nuevamente no tenemos solución ante la contaminación que esta empresa en forma impune sigue generando. Es un retroceso, pero no bajaremos los brazos hasta sacar estos acopios del centro y hasta que limpien Antofagasta», agregó.

Esta semana La Moneda advirtió que en Chile hay varios problemas ambientales que se pueden transformar en conflictos políticos, señalando en primer lugar el problema del puerto de Antofagasta y la empresa ATI. Lo anterior, tras la grave situación ambiental que se vive en Quintero y Puchuncaví, lo que mantiene a la comunidad de esa zona movilizada desde hace varios días.

Por otra parte, el domingo se produjo un nuevo derrame de hidrocarburos en Mejillones, comuna que junto a Tocopilla, Calama, Antofagasta y Taltal, son parte de las zonas de sacrificio ambiental que históricamente han sufrido los impactos de la contaminación industrial y la falta de protección del estado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here