Alrededor de las 6 de la madrugada del jueves 25 de abril las Fuerzas Especiales de Carabineros desalojaron a un grupo de vecinos que protestaba en el acceso al vertedero municipal del sector La Chimba de Antofagasta, exigiendo el cierre del basural y la pronta apertura del nuevo relleno sanitario.

Este tema ha estado en medio de la polémica, con acusaciones cruzadas entre el intendente, la alcaldesa y la empresa Santa Marta, mientras los vecinos y vecinas siguen expuestos a las graves consecuencias de vivir a mentros de un recinto ilegal.

Regionalista.cl conversó con Víctor Silva, vicepresidente y vocero de la agrupación No Más Quemas, quienes desde hace seis años alzan la voz para exigir el cierre del vertedero y el fin de la contaminación en este sector.

¿Cual es el sentimiento tras el desalojo de la protesta, solicitado por la alcaldesa? 
Es un sentimiento de tristeza, pues hubo un abuso y desproporción en cuanto al uso de fuerza policial contra un grupo de 20 personas que estábamos pacíficamente en el lugar. Procedí respetuosamente a solicitar respuesta a la alcaldesa en terreno y no accedió a ello, se escudó en su vehículo. Es curioso, ya que el día anterior nos pidió trabajar en conjunto y no ser usados políticamente en una reunión. Ella nos repelió con esa orden, no quiso conversar y, finalmente, esto se transformó en un show, pues en su cuenta de Instagram publicó que todo volvía a la normalidad: ¿Botar la basura en La Chimba con orden de no hacerlo es normal? ¿Con su orden, la Gobernadora entonces avaló que ingresaran los camiones de basura? Porque apenas despejaron el acceso al basural llegaron todos los camiones a descargar.
La protesta fue pacífica, nunca hubo incidentes…

Karen Rojo dijo que estaba caminando en un sector peligroso a esa hora, eso es falso pues había Carabineros que, desde que iniciamos la manifestación, nos cuidaron y se quedaron con nosotros. Nunca hubo ni incidentes ni peligro, como aparece en el documento que informa el famoso ‘despeje’. Yo, a título personal exclusivamente, puedo decir que una autoridad se debe a la gente y así como Karen Rojo señaló que «no aguantará más» que manifestantes impidan el paso al vertedero, yo tampoco aguantaré más que llegue a un puesto de poder una persona que trate a los ciudadanos sin respeto, perdiendo la humildad y creyendo que la fuerza es el camino.

¿Qué te parecen los dimes y diretes entre la alcaldesa, el intendente, seremi de salud y empresa Santa Marta?

Esto es una constante y tendrán que responder a los ciudadanos el por qué retrasan todo, por qué discuten por los medios, por qué propician los enfrentamientos y, finalmente, no toman en serio el problema de la basura, que debiera importar a todos y no a los vecinos del norte o a esta ONG. Cada actor debe dar cara a la ciudadanía de este tema, no opinaré de sus acciones. Pienso con el vaso medio lleno y sé que hay actores políticos que sí abrazan esta causa, me han llamado, fueron a la manifestación a ver a la gente e incluso algunos no están de acuerdo con actuaciones contra nosotros. A ellos les tengo fe. Solo le pido a los ciudadanos de Antofagasta que frente a las divergencias que entre los involucrados exista, nosotros les respondamos con fuerza, haciendo esta causa suya, que todos se comprometan a esta lucha. Todos botan basura y ésta va a parar al patio de cientos de antofagastinos.

¿A qué atribuyes que el tema aún no se puede resolver? La empresa Santa Marta dice que el relleno está totalmente finalizado, pero otras autoridades dicen que faltan algunos temas…

Diferencias de criterios, al parecer. Falta de voluntad, falta de gestión, inoperancia, contradicción en el discurso. Para muestra, dos ejemplos: La alcaldesa protestó duramente contra el puerto porque «contaminaba» y se entrampó en acciones judiciales, inclusive. La autoridad se compromete firmemente a cuidar bajo protección el Humedal de La Chimba al lado de una bencinera. Pero, ¿qué pasa con el basural que contamina y la Reserva La Chimba que hoy tiene un vertedero a sus pies y que se convirtió en un cementerio de bolsas? El discurso se le cae a pedazos y la gente se da cuenta. Por otro lado le pido a Santa Marta que cada punto del contrato suscrito lo respete, lo cumpla, termine o subsane las obras y se gane la confianza de los antofagastinos. Aquí nadie le está regalando nada a nadie, hay obligaciones y éstas deben cumplirse.
Cuéntame un poco de la organización No Más Quemas, ¿cuando nace y cuales son sus objetivos?

Nacemos hace seis años con el objetivo de terminar con el vertedero, con lograr posicionar un nuevo sitio como es Chaqueta Blanca (hubiera sido cualquiera, pero hoy es ese lugar), hacer ver a las autoridades el grave problema de las quemas ilegales de basura y generar acciones de conciencia ambiental. Hemos ido a cuanto medio de comunicación, escuela, colegio y empresa nos invita. Siento que el largo trabajo ha rendido frutos. Hemos instalado en la opinión pública el tema y eso me deja conforme, porque hemos respondido a los principios de «No Más Quemas»: abogar por una solución. Son jóvenes profesionales, vecinos y dueñas de casa las que forman parte de esta ONG y a quienes les debemos mucho.
¿Cuáles son los pasos a seguir ahora? ¿Seguirán las movilizaciones? 
Seguiremos dando la lucha, cada paso será en agradecimiento a la gente que nos ha entregado mensajes de apoyo, también a cada vecino que confía y también para los detractores, porque creen que estamos disputando un espacio político. Sepan que no buscamos lo que otros sí: reflejar en cada acto una intención. Oí en el Concejo Municipal al señor Gonzalo Dantagnan aludir a algunos manifestantes como «Candidatos en el Vertedero». Sepa la gente que el mismo concejal que dice eso, me saluda en la calle y me invita a seguir en la lucha. Creo que su actuar es cínico, pero no seré jamás como él. Hace años que me propuse ser diferente a aquellos que se sirven del poder y se olvidan del ciudadano. A diferencia de él, y otros tantos más, hacemos la pega y le damos cara a la gente. Conozco mucho más a los recicladores y su historia personal. Por ellos daremos la lucha y tendremos más movilizaciones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here