FOTO:AILEN DIAZ/AGENCIAUNO

Según datos del Instituto Nacional de Derechos Humanos, en estos once meses, desde el inicio del llamado estallido social, se han presentado 2.499 querellas y hay 68 personas imputadas. El mismo organismo cifra en 460 las víctimas de trauma ocular, 35 personas con la pérdida de uno de sus ojos y dos que perdieron totalmente la visión.

Un número importante de estas personas se agrupó en la Coordinadora de Víctimas de Trauma Ocular, que este miércoles 15 realizó una manifestación frente al Palacio de La Moneda, con el objetivo de visibilizar la situación de abandono en que se encuentran por parte del Estado.

Según explica la organización en una declaración pública, la movilización se da a “casi 11 meses de estos hechos, la justicia nos continúa fallando, los procesos se han visto enlentecidos y no hay responsables para todas las violaciones a los DDHH cometidas en este periodo. Esto nos demuestra la impunidad con la que actúan las instituciones que resguardan el orden en nuestro país, ya que, por si fuera poco, todo el daño que nos han causado y el hecho de que aún no hay responsables, aún siguen cometiendo violaciones a los DDHH como los ocurridos el 11 de septiembre”.

La Coordinadora, durante la movilización realizada este miércoles, exigió al Estado chileno el cumplimiento de los tratados internacionales de protección a los Derechos Humanos. Ello implica, según se lee en el texto de la agrupación de víctimas:

-Dar celeridad a los procesos judiciales para entregar a los responsables de nuestras agresiones.

-Que la justicia actúe con todo el peso de la ley contra quienes nos han herido y asesinado.

-Entregar reparación real a las víctimas de la violencia estatal.

-Garantizar la no repetición de estos hechos, para lo cual exigimos la destitución inmediata del General Director de Carabineros Mario Rozas y la prohibición del uso de perdigones, lacrimógenas y otros elementos de riesgo como armas para generar daño a los manifestantes.

“Es una movilización solidaria para todos quienes han sido violentados por el Estado desde el 18 de octubre en adelante. Venimos a exigir verdad y justicia, pero también expresamos solidaridad a Fabiola Campillai por su delicado estado de salud, frente a La Moneda para decirle a este Gobierno que basta de violencia, basta de represión, basta de violaciones a los Derechos Humanos”, señaló la vocera de la Coordinadora, Marta Valdés.

Valdés aseguró que el Estado abandonó a las víctimas y que son ellos como Coordinadora los que han prestado auxilio económico a quienes deben viajar desde regiones a realizarse los tratamientos tanto para costear pasajes y alojamiento como para los medicamentos requeridos, por lo mismo, aseguran no querer tener más víctimas que sean dejadas de lado y sin esperanza de justicia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here