Una negativa a responder a las demandas del magisterio acusó María Ojeda, vicepresidenta del Colegio de Profesores en Antofagasta. Esto luego de participar en una marcha ante la respuesta insuficiente que dio el Ministerio de Educación, respecto al petitorio que presentó el gremio en abril del año pasado. El desarrollo de la actividad fue en pleno centro de nuestra ciudad, este miércoles 12 de junio, convocando a toda la comunidad que quisiera apoyar al gremio.

La idea de salir a las calles a manifestar su malestar e inconformidad con el Estado, es para mostrar a la comunidad el motivo de su lucha, sus razones más importantes y el cansancio frente a promesas que se han extendido por años. Sumado a esto se destaca la gran adhesión de los docentes a la movilización nacional, superando más del 80%. Esto se vio reflejado en la marcha, contando con una importante cantidad de asistentes -entre ellos docentes, estudiantes, apoderados y apoderadas- quienes apoyaron firmemente la actividad.

Simbolismo

Este encuentro tuvo como temática el ‘funeral’, denominada El culto de los y las profesores, y fue organizado por el Colegio de Profesores de Chile y el Comité creativo Sindicato Antofagasta. “El motivo de la marcha fue algo simbólico, porque nosotros creemos que la educación de Chile está muerta… De alguna manera conmemoramos la muerte de la educación chilena, porque no ha habido instancia por parte del gobierno para solucionar el problema”, explicó la dirigenta del Colegio de Profesores de Antofagasta, María Ojeda.

Durante estos próximos días los dirigentes y sindicatos educacionales de la región se organizarán para llegar a un acuerdo y decidir el estado de la movilización. “Estaremos todos en asambleas, porque de alguna manera el gobierno hizo una propuesta. Esperaremos a que nos lleguen los documentos con las propuestas y comenzar el análisis», mencionó también María Ojeda.

Petitorio

Las demandas gremiales consisten en poner fin a la doble evaluación docente, reconocimiento de las menciones a las educadoras diferenciales y párvulos, solución a la deuda histórica, entre otras exigencias.

Los docentes acusan que el último documento entregado por el gobierno «no contuvo ninguna solución específica ni menos compromisos concretos que apuntaran a resolver las problemáticas más urgentes que demandan los profesores».

A pesar de la situación que hoy están enfrentando, asumen que en algunos puntos han podido llegar a acuerdos con el Ministerio, por lo que ansían terminar la paralización lo más pronto posible.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here