Foto: Ricardo Vilches.

Asimismo, el parlamentario por Antofagasta solicitó información a la propia cuprífera estatal para que transparente reportes de seguimiento ambiental no disponibles a través de sus plataformas y al Ministerio de Medio Ambiente por políticas, planes y programas de mitigación aplicados en Calama.

El diputado de la Federación Regionalista Verde Social, Esteban Velásquez, ofició al Superintendente del Medio Ambiente, Cristóbal de La Maza, a fin de que informe y remita todos los antecedentes necesarios e instruya la fiscalización correspondiente para responder a diversas denuncias ciudadanas referidas a las divisiones Patricio Hales y Chuquicamata, ambas de propiedad de Codelco, que operan en la comuna de Calama, «y que habrían estado generando emisiones de gases contaminantes por sobre la normalidad, lo que eventualmente podría traducirse en el incumplimiento de los límites máximos de emisiones».

Al respecto, el parlamentario explicó que ha recibido «una serie de denuncias respecto al comportamiento de Codelco y su cumplimiento por normas medioambientales y la relación con la comuna de Calama. Es habitual la emanación de polvo, tierra y humo ayer de Chuquicamata y hoy de la división Ministro Hales, muy cercana a la ciudad de Calama, que son verdaderas nubes que cubren parte de la ciudad y, por lo tanto, tenemos dudas de la calidad del aire que hoy se respira en esta comuna».

«Hemos, por lo tanto, solicitado una fiscalización de oficio -según consta en el Sistema Nacional de Información de Fiscalización Ambiental (SNIFA), para ambas divisiones las fiscalizaciones son de 2019 o basadas en datos de 2019–, por lo que además se hace necesario que se actualice información por parte de la Superintendencia de Medio Ambiente, como también por parte de la propia empresa estatal», indicó el parlamentario.

«Vale tener presente que son altos los índices de enfermedades broncopulmonares y cancerígenas en la región de Antofagasta y, especialmente en Calama. Por lo tanto, es necesario garantizar desde el Estado, desde instituciones fiscalizadoras como la Superintendencia de Medio Ambiente y el propio Codelco, una verdadera calidad óptima del aire que están respirando los ciudadanos acá en el norte de Chile», precisó.

Junto con oficiar a la Superintendencia de Medio ambiente, Velásquez extendió dos oficios más, uno al Ministerio de Medio Ambiente para que informe políticas, planes y programas de mitigación aplicados en Calama; y asimismo al propio Codelco para que transparente reportes mensuales, trimestrales y semestrales de seguimiento ambiental que no se encuentran disponibles a través de sus plataformas públicas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here