Al llamado de la diputada Ericka Ñanco (RD) para que el diputado José Miguel Castro (RN) se inhabilite para presidir la Comisión Investigadora del llamado caso Convenios, ahora se suman los diputados Rubén Oyarzo (PDG) y Marcos Ilabaca (PS).

Lo anterior, tras la vinculación del parlamentario por nuestra región con un millonario trato directo por $513.128.000 entre la Seremi de Salud de la época de la pandemia, Rossana Díaz (UDI) y el Hotel Alto del Sol de Mejillones, empresa que pertenece al grupo Korlaet, consorcio del que forma parte su esposa, Vania Korlaet.

“El caiga quien caiga tiene que ser real”, afirmó el diputado Oyarzo, precisando que “la investigación debe ser desde el 2015 en adelante”.

Asimismo, indicó que en su opinión “lo más prudente” es que el diputado José Miguel Castro “dé un paso al costado”, porque “hay que dar señales a la ciudadanía”.

Por su parte, el diputado Marcos Ilabaca (PS) sostuvo “no sé si la familia del diputado Castro tendrá o no tendrá responsabilidad respecto a esto, pero sí abre una arista compleja donde necesitamos la mayor imparcialidad posible en un caso muy complejo”.

“Esto enloda el correcto funcionamiento de una comisión que lo que busca es transparentar, caiga quien caiga, un proceso complejo. Creo que el diputado Castro debería también evaluar no solamente la presidencia, sino la permanencia en la comisión”, concluyó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here