Los trabajadores y trabajadoras a honorarios del servicio público de Antofagasta expresaron su enérgico rechazo a la votación de la Cámara de Diputados que aprobó la llamada «ley antibarricadas o antisaqueos» que criminaliza las protestas sociales.

Desde la organización consideraron  grave la actuación de los parlamentarios, ya que «legitima la violencia política estatal». Asimismo, expresaron su preocupación por la complicidad de los representantes regionales con «un gobierno impopular y sometido a múltiples cuestionamientos».

A continuación la declaración en extenso:

Declaración pública

Como Sindicato de Trabajadoras y Trabajadores a Honorarios del Servicio Público de la Comuna de Antofagasta queremos expresar nuestro más enérgico rechazo a las votaciones efectuadas el día martes 3 de diciembre en la Cámara de Diputados, cuyo objetivo es la agudización de la criminalización de la protesta social.

Más allá de las variadas explicaciones y justificaciones que pretendan darse, nos parece grave en tanto hecho político, en la medida que en lo fundamental legitiman la violencia política estatal por parte del actual gobierno. Observamos con preocupación cómo nuestros representantes regionales han optado por la complicidad frente a un gobierno impopular y sometido a múltiples cuestionamientos, tanto en el plano nacional como internacional, producto de las violaciones en masa a los Derechos Humanos cometidos por sus organismos de seguridad.

También interpelamos a los diputados de la zona a que den explicaciones públicas y de cara a las comunidades de las cuales se dicen representantes, en relación al por qué de su votación y cuál es su criterio para considerar los temas de seguridad más prioritarios por sobre las justas demandas sociales planteadas por la ciudadanía movilizada, tanto de Antofagasta como del resto de la región.

Consideramos que estas medidas legislativas solo contribuyen a profundizar la crispación social en la que se encuentra el país desde hace dos meses y profundizan aún más el alejamiento de la ciudadanía respecto a la elite política. En ese sentido cabe preguntarse hasta qué punto nuestra elite política, y dentro de ella, quienes se dicen nuestros representantes regionales, son las personas idóneas para darnos una salida, desde lo institucional, a la actual crisis política y social.

Finalmente, como Sindicato reafirmamos nuestro compromiso irrestricto con la movilización social desarrollada durante las últimas semanas, entendiéndola como el único mecanismo viable para lograr las aspiraciones del pueblo en torno a vivir dignamente en un país, bajo una democracia real y con una mayor justicia social.

Sindicato de Trabajadoras y Trabajadores a Honorarios del Servicio Público de la Comuna de Antofagasta.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here