A través de una carta publicada por el Sindicato de Trabajadores/as a Honorarios del Servicio Público de Antofagasta, dirigida a la alcaldesa Karen Rojo Venegas y a la comunidad en general, se informó que tres trabajadoras en calidad a honorarios decidieron autodespedirse y emprender acciones legales contra el municipio antofagastino, debido a que hace cinco meses no han recibido el pago de sus licencias médicas, correspondientes a pre y postnatal.

En esta misiva explican la difícil situación que están viviendo, por lo cual han resuelto dejar el municipio, molestas por la falta de empatía de la máxima autoridad comunal y su nulo apoyo, ya que a pesar de las múltiples reuniones, visitas a direcciones municipales, solo han encontrado obstáculos y ninguna respuesta positiva.

Las trabajadoras aseguran tener una pena enorme, ya que desde que ingresaron al municipio han dedicado mucho amor, esfuerzo y tiempo para trabajar con las personas más vulnerables de la ciudad, como defender los derechos de niños y niñas, personas con discapacidad, familias en condición de pobreza, migrantes, pueblos originarios y diversidad sexual, entre otros.

En este sentido, expresan que esto va más allá de recibir o no dinero, sino que duele la actitud de sus jefes directos, de la alcaldesa Karen Rojo y también del Concejo Municipal, que terminaron por desviar un problema de Derechos Humanos ante un órgano administrativo como la Contraloría, renunciando a su obligación como servidores públicos y garantes del bienestar de sus trabajadoras y trabajadores.

Cabe recordar que este mismo órgano emitió un dictamen que obliga a los municipios a proteger los derechos maternales de las trabajadoras a honorarios, incluido el fuero maternal (Dictamen N° 14498N19) y a pagar los sueldos desde comienzos de año (Dictamen N° 4372N19; Of. N° 1.599 CRA). Sin embargo, en Antofagasta se ha hecho esperar a las trabajadoras por más de cuatro meses.

La carta finaliza con un sentido mensaje en que explican que han tomado la decisión de no seguir esperando una respuesta, porque aseguran que no llegará. A su vez anuncian que iniciarán acciones legales contra la Municipalidad, para de esta forma restituir sus derechos y dignidad, ya que no quieren seguir trabajando en una institución vulneradora de los derechos de madres, niñas y niños.

Las trabajadoras recalcan que su propósito es seguir luchando para que no se castigue la maternidad, tal como lo han hecho hasta ahora, con una campaña sostenida, con videos, apoyos de dirigentes sindicales y sociales, no solo por lo ocurrido con ellas, sino que por las que quedan y no han podido expresar su voz.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here