Durante los últimos días ha circulado una campaña que busca poner fin al toque de queda, definiendo a éste como una manera de control de la población en relación al contexto político que vive el país. La propuesta ha sido bien recibida por los usuarios de redes sociales, quienes han ido generando múltiples cuestionamientos a la verdadera efectividad de esta medida.

Romina Ávalos, coordinadora del comando Que Chile Decida señaló que se considera el toque de queda nocturno como una forma de control social, ya que «los únicos momentos que no sean de producción económica para el país se ven disminuidos con estas medidas. Somos lo suficientemente inmunes para salir al trabajo, pero no para compartir tiempos libres con familia y amigues».

Restricción de libertades

Respecto al rol del toque de queda como un procedimiento de restricción a las libertades civiles, el jefe regional del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH), Paulo Palma, manifestó que ha sido muy discutida la verdadera efectividad de la medida, «en cuanto a las comunas donde no hay cuarentena total, ya que las personas pueden salir y relacionarse sin problema no guardando mucha relación con la continuidad del toque de queda nocturno».

«No creo que sea una medida de control a la libre circulación con miras de control de población o impedir la manifestación pública. Pero sí debería darse algún estudio que acredite la eficiencia de esta medida, para dar tranquilidad y señal de transparencia a la población”, indicó.

Focos de contagio

Para el infectólogo Francisco Salvador, el toque de queda debe mantenerse, ya que el contagio intradomiciliario puede aumentar en horas de la madrugada si se llegara a retirar esta restricción. “En España, una de las principales formas de contagio ha sido intradomiciliario por la mañana, entonces la mayoría de los países desarrollados de Europa están adquiriendo, precisamente, esta lógica de restringir la movilidad durante la noche”, explicó.

En esta misma línea, aseguró que las discotecas y los bares deben estar limitados, ya que “son precisamente donde hay consumo de alcohol o de tabaco o que generan aglomeraciones. Para tomar alcohol o comer tienen que desprenderse de la mascarilla”, finalizó el especialista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here