Foto: www.diarioantofagasta.cl

Finalmente, después de años de espera, comenzará el estudio epidemiológico que medirá la presencia de metales pesados en los habitantes de la región, iniciando en una primera etapa en la comuna de Antofagasta.

Para esto, se tomarán muestras de sangre y orina a 1.493 habitantes de la capital regional, de diferentes sectores que abarcan toda la geografía comunal, con énfasis en los sectores expuestos a la contaminación portuaria.

Cabe recordar que este estudio, denominado de «Polimetales y Perfil Epidemiológico en Habitantes de Antofagasta», fue aprobado en noviembre de 2014 por el Consejo Regional (Core). Sin embargo, por razones inexplicables, la Dirección de Presupuesto del Ministerio de Hacienda comenzó a dilatar la aplicación de los recursos, en un claro ejemplo del poder del centralismo y la falta de decisión del Gobierno Regional de la época.

Posteriormente, el Consejo Regional, a mediados de 2016 (después de casi dos años de demora), debió volver a aprobar los recursos para estos estudios, siguiendo las instrucciones que entregó la Dirección de Presupuesto desde Santiago, aprobándose el inicio del estudio primero en la comuna de Antofagasta, siendo una experiencia piloto que entregará los parámetros necesarios para continuar el estudio en Calama, Tocopilla y otras comunas.

Tras un proceso de licitación, en el segundo semestre de 2017 se adjudicó el proyecto a la Universidad Católica de Chile, organismo encargado de tomar las muestras en una primera etapa a los antofagastinos.

El estudio finalmente se llevará a cabo a partir de este mes, tras casi 4 años de espera desde la primera aprobación del Core. La información fue confirmada este miércoles 2 de mayo por el Intendente Marco Díaz y la Seremi de Salud Rossana Díaz Corro.

La Seremi informó que a través de un grupo de enfermeras, que fueron capacitadas, la entidad universitaria estará golpeando las puertas de las casas en distintos puntos de Antofagasta, con el propósito de efectuar las muestras y materializar una encuesta epidemiológica a quienes deseen participar de manera voluntaria en esta iniciativa.

«Este estudio va a crear una línea base en las personas, a través de exámenes de sangre y orina, va a poder decir si hay personas contaminadas o no. Esta es sólo la primera etapa, luego se va a licitar el resto de la región y continuará con Calama», indicó la Seremi de Salud.

La personera aclaró que este estudio permitirá tener «una visión científica de quienes están contaminados y dónde están contaminados», recalcando que dentro de 6 meses se podrán tener los resultados.

«En ese sentido, queremos llamar a la ciudadanía a colaborar con este inédito estudio con aquellas profesionales contratadas por la Universidad Católica y que estarán perfectamente identificadas», indicó.

Cabe indicar que si bien la Seremi de Salud y el Intendente afirmaron que este estudio obedece a una primera respuesta del Gobierno del presidente Piñera ante el problema de la contaminación en nuestra región, lo cierto es que este proyecto fue aprobado el 2014 por el Core y licitado entre 2016 y 2017 por el Gobierno anterior.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here