Siguen las tensiones entre los pobladores del campamento René Schneider II y el Gobernador de Antofagasta, Luis Garrido, luego que por diversos motivos no fuera posible -hasta el cierre de esta nota- concretar una mesa de trabajo entre los vecinos y la autoridad.

Cabe recordar que un grupo de vecinos organizados sufrió un violento desalojo el 14 de marzo, en lo que fue una de las primeras acciones del nuevo gobierno en nuestra región. Dicho procedimiento, que buscaba desalojar a los pobladores, terminó con personas heridas y varios detenidos.

El mismo grupo de vecinos volvió a protagonizar una ocupación de terrenos este domingo 1 de abril, ocasión en la que habrían llegado al acuerdo de iniciar una mesa de trabajo con el Gobernador Luis Garrido.

Sin embargo, los vecinos denuncian que finalmente el gobierno se habría negado a establecer esta mesa y que, por el contrario, estaría condicionando este diálogo al desalojo de los terrenos.

En un comunicado, los vecinos denunciaron que hace más de una semana están recibiendo «amedrentamiento y amenazas por parte de la fuerza policial», indicando que se trata de 90 familias que componen el comité René Schneider II.

Tras la «visita» del gobernador Garrido el domingo pasado, hasta el día de hoy no ha sido posible concretar el diálogo ofrecido.

«No queremos repetir la violencia de la que fuimos víctimas hace unas semanas cuando nos desalojaron con fuerzas especiales, lesionando a muchas vecinas y vecinos», indicaron.

Por su parte, el Gobernador Luis Garrido, en un tono poco conciliador, acusó a los pobladores de faltar a la palabra y les exigió desalojar el campamento para conformar la mesa de trabajo.

«En cualquier negociación, ambas partes deben ceder”, indicó el Jefe Provincial, agregando que «ellos quieren que solamente nosotros cedamos, que no se desaloje».

Al cierre de esta nota se mantenía la tensión, a la espera de la posibilidad de establecer un diálogo entre las partes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here