Un nuevo caso de despido injustificado en el Gobierno de la Región de Antofagasta se conoció en los últimos días. Se trata de la profesional Kathy Mabel Zapata, quien se desempeñaba en el Programa de Infraestructura Rural para el Desarrollo Territorial (PIRDT), quien a juicio del Tribunal fue despedida por razones de índole política.

La funcionaria fue desvinculada en abril de 2018 y según en fallo del Juzgado de Letras del Trabajo de Antofagasta, existió una vulneración de sus derechos y una discriminación, debido a que no existe justificación para su desvinculación.

«Es posible establecer que el programa al que se encontraba adscrita no fue eliminado y que en razón de ellos tampoco era necesaria su separación del servicio, pudiendo incluso indicarse que a la denunciante le asistía la confianza legítima de que se mantendría en sus funciones a lo menos hasta el término del plazo contemplado en la resolución que la designó, esto es hasta el 31 de diciembre de 2018», indica la resolución judicial.

Según la resolución, queda de manifiesto que la trabajadora «no tenía un pensamiento político afín a la actual administración (…). Por lo que habiendo quedado establecido que no fueron reales los motivos invocados para el término anticipado de la contrata, sólo queda por deducir que fue discriminada por razones de diferencias políticas».

Finalmente, el tribunal estableció que «la desvinculación efectuada se produjo con vulneración de las garantías dispuestas en el artículo 19 N° 1 y 16 de la Constitución Política de la República, como asimismo infracción al artículo 2 del Código del Trabajo».

Por lo anterior, la justicia ordenó al Gobierno Regional a pagar una suma total de más de 14 millones de pesos correspondientes a indemnizaciones y remuneraciones.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here