Continuar la magia de Marvel Studios después de la exitosa y emotiva «Avengers: Endgame», era la misión de «Spiderman: Far From Home». Película que trae de vuelta a Peter Parker (Tom Holland) y compañía, en esta nueva aventura en donde conocemos los hechos que ocurrieron posteriormente a la muerte de Tony Stark y el retorno de todas las personas que desaparecieron tras el chasquido de Thanos.

La explotación en general de distintas referencias a este universo y principalmente de la figura de Tony Stark, es una herramienta que se usa bastante y que puede funcionar correctamente si lo sabes aplicar bien, pero cuando sobrecargas al espectador de un concepto tan repetitivo, realmente se convierte en algo bastante cansador.

Respecto a lo anterior, podemos decir que la película pudo funcionar de manera increíble sin usar bastante la imagen del fallecido líder de los Avengers. Incluso esa carga que ponen encima de Parker, sobre convertirse en una clase de nuevo Iron Man, tomando en sus hombros su legado, se siente bastante forzado. Aunque también ahondamos en cómo el personaje de Holland debe buscar quién debe ser realmente, en medio del camino natural de la adolescencia.

La película tiene un excelente ritmo a través de una historia sencilla y fácil de digerir con un pequeño letargo cerca del segundo acto, acompañados por personajes dinámicos y carismáticos que producen cariño en la audiencia. Llena de buenas secuencias de acción y comedia, se convierte en un guión bastante ágil. Con un toque adolescente vemos esta nueva historia que no recurre a los mismos clichés de sus anteriores versiones, incluso nos recuerda a los clásicos adolescentes de los 80’s

La película nos entrega un giro argumental en su historia, que los fanáticos de la historia seguramente ya veían venir con antelación, pero que aun así, es bastante bueno al momento de revelarnos que realmente el villano es Mysterio, personaje interpretado por el gran Jake Gyllenhaal, conocido por sus actuaciones en la icónica Donnie Darko (2001) y Secreto en la Montaña (2005) y que logra un inteligente desarrollo de personaje.

Por otra parte, existía un gran hype porque llegábamos al cierre definitivo tras Endgame de una etapa de Marvel Studios. De aquí en adelante vienen nuevos personajes y reinterpretaciones de estos.

Como lo comentamos anteriormente, tras la compra de Fox por parte de Disney, ahora viene la introducción de personajes como X-Men, Los 4 Fantásticos, entre otros, los que llegarán a revolucionar la gran narrativa que ya tiene este universo. «Spiderman: Far From Home» proponía una forma en la que se podía llevar a cabo esta introducción, a través de un multiuniverso, situación que solo quedó ahí, ya que finalmente fue un concepto desmentido en la misma película. Pero, sin duda, significó un testeo de cómo reaccionarían los fanáticos a esta idea, que pese a no ser real en esta ocasión, no me sorprendería que en un futuro lo fuera.

Como máximo spoiler de esta crítica, tenemos las escenas post créditos que sorprendieron a los espectadores, con dos situaciones que dejaron a más de alguno elucubrando teorías de cómo podrían ir enfocadas las historia en las próximas películas. La primera con Nick Fury (Samuel L. Jackson) siendo reemplazado por un Skrull (raza extraterrestre introducida en Capitana Marvel). Y la segunda, la revelación al mundo de que Spiderman es Peter Parker. Tendremos que esperar a las próximas películas de Spiderman, de las que existen diferentes rumores, desde que podría haber una colaboración entre Peter Parker y Deadpool, hasta un posible retorno de Robert Downey Jr.

En síntesis, «Spiderman: Far From Home» es correcta y buena, fantástica para estas vacaciones de invierno y para toda la familia. Es sencilla y sin muchas complicaciones, tanto para fanáticos y gente que busca pasar un buen momento en el cine. Al final, quedan más preguntas que respuestas, esperando lo que viene en el futuro para los fantásticos de este universo de Marvel que recién está comenzando.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here