Foto: http://www.sindicato2chuquicamata.cl/

Los Directorios de los Sindicatos de Trabajadores N° 1, 2 y 3 de la División Chuquicamata y Sindicato N°1 de Antofagasta emitieron un comunicado público informando a sus asociados y asociadas y a la comunidad en general que, en virtud de lo que calificaron como «la postura intransigente, opresiva y autoritaria de la administración Codelco», se mantienen movilizados y en estado de alerta.

Según los sindicatos, la empresa ha incurrido en una serie de atropellos e incumplimientos, tales como la vulneración del convenio colectivo vigente, la instauración de un modelo de relaciones laborales injusto, acoso laboral permanente y sistemático a los trabajadores, no propiciar un clima de diálogo y participación, entre otras vulneraciones.

En opinión de los dirigentes, la empresa no quiere asumir «la responsabilidad de ellos como administración del sobrecosto del Plan de Egreso 2013 – 2016, hoy pretendiendo castigar a los trabajadores y trabajadoras».

«Ante el sobre costo y atraso del proyecto Mina Chuquicamata Subterránea, se intentan
imponer rediseños unilaterales para generar ahorros en la mina y plantas que subsidian
las malas decisiones, castigando al recurso humano», señalan.

Además, indican que la empresa no ha presentado un Plan de Cierre de la mina a rajo abierto que considere el impacto laboral (propuestas de empleabilidad), social y económico.

Se «ha creado un clima de terror con amenazas, despidos, deteriorando día a día la estabilidad laboral y emocional de los trabajadores y trabajadoras. Hay imposición de un Gerente del Hospital, sin ética y con nulos criterios médicos, que instaura en el Hospital del Cobre un clima de terror y resuelve temas que ponen en riesgo la salud y la vida de los trabajadores y sus familias», agregan.

En el comunicado también se afirma que desde la minera estatal se está aplicando «el Artículo Nº 161 del Código Laboral como causal de despido para no tener que justificar su arbitrariedad con la cual vulnera a los trabajadores y trabajadoras. Además de mantener condiciones subestándares de seguridad que ponen en peligro a las personas e instalaciones. No se cumple con la Norma Nª 3262 de Igualdad de Género».

En opinión de los sindicatos, «de este modo la Administración subestima las capacidades de lucha y unión de los trabajadores y trabajadoras, intentando quebrantar y desprestigiar la gestión sindical ante las bases, lo cual queremos declarar que no ha surtido efectos, sino más bien nos ha potenciado, fortaleciendo nuestras herramientas para exigir el respeto y la dignidad, lo que se ha ganado históricamente a pulso de sacrificio por quienes laboran diariamente por el desarrollo social y económico del país».

«Llamamos a todas las bases de Chuquicamata a mantenerse en estado de alerta ante el mandato de los trabajadores a paralización que se avecina en nuestra división, pues esta lucha es por nuestra gente y para entregar mayores excedentes al estado para su gasto social. ¡Por nuestra empresa, nuestra empleabilidad, nuestra dignidad y por el futuro social y económico de nuestra ciudad de Calama y el País: CHUQUICAMATA SE PARA Y UNIDOS», concluyen.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here