Los dirigentes de los sindicatos N° 1, 2 y 3 de Chuquicamata y N° 1 de Antofagasta de la minera estatal, enviaron un comunicado denunciando las decisiones arbitrarias que está implementando Codelco, sin considerar la opinión de los trabajadores y trabajadoras.

Este martes 22 de mayo, los dirigentes se mantuvieron en una reunión permanente en la sala de juntas de la dirección del Hospital del Cobre Salvador Allende, en Calama, denunciando que no fueron recibidos por la Dirección del centro hospitalario.

El recinto médico está siendo rediseñado por la admnistración, proyecto que fue puesto en marcha de manera unilateral.

«El Director Subrogante del Hospital nos indica que está impedido de reunirse con la dirigencia sindical. Lo mismo ocurre en las demás gerencias, donde los superintendentes y gerentes tienen prohibición de reunirse con los dirigentes sindicales», señalan en el comunicado.

«Por una parte anuncian la salida de más de 1.700 trabajadores en dos años y, por otra, no se quiere consensuar con nosotros los modelos de re-diseño. No queremos gestionar el negocio, sólo queremos resguardar la empleabilidad de nuestros representados», agregaron.

En ese sentido, los dirigentes señalaron estar en condiciones de levantar alternativas para el negocio que garanticen la empleabilidad de los trabajadores, antes y durante la transición a la mina subterránea, propuestas que han sido exitosas, tal como queda de manifiesto con la fase 46/49 que reportó al negocio 1.000 millones de dólares, en circunstancias de que sólo se pensaba en el cierre de Chuquicamata.

«En consecuencia, reivindicamos nuestro derecho y deber de incidir positivamente en la transformación de Chuquicamata, ya que hemos sido los trabajadores encabezados por nuestros legítimos representantes, quienes hemos hecho rentable, sustentable y exitosa esta división», indicaron.

«Sabemos que un grupo importante de trabajadores están siendo amenazados y amedrentados para que suscriban un plan de egreso que no hemos consensuado. Por lo que los llamamos a no firmar nada que no se haya pactado entre las organizaciones sindicales y la empresa. No podemos aceptar ni validar el trato prepotente e indigno que se nos da a los representantes de los trabajadores. Lo que se busca realmente es aislar, anular y aniquilar al movimiento sindical», agregaron.

Finalmente, hicieron un llamado a los trabajadores a permanecer alertas.

«Hacemos un llamado a nuestros representados a permanecer alertas a nuestro llamado a asamblea general para definir las acciones a seguir. En Chuquicamata nos movilizaremos todos y todas para defender y hacer respetar los 103 años de historia y luchas sindicales», concluyeron.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here