El Centro Comunitario Lickanantay de San Pedro de Atacama se hizo pequeño para las más de 200 personas, provenientes de diversas comunidades, quienes rechazaron rotundamente el desarrollo de la Consulta Indígena 2019, convocada por el Gobierno por medio del Ministerio de Desarrollo Social y Familia, en conjunto con la Conadi y el INDH, que actúa como ministro de fe del proceso. La reunión terminó con la firma de un acta a la que adscribieron la totalidad de los indígenas y que fue recepcionada por la seremi María Fernanda Alcayaga, que a su vez negó la suspensión de los próximos encuentros agendados para esta semana en el resto de la Región.

Los miembros de las comunidades se reunieron a un costado del centro comunitario para ingresar a las 10:00 en punto, hora en que estaba fijada la convocatoria, negándose a firmar la lista de asistencia e ingresando al salón principal, que al poco rato ya estaba lleno, con más de un centenar de comuneros de pie, entre ellos gran cantidad de adultos mayores. Cuando César Quinteros, encargado de Asuntos Indígenas de la Seremía realizaba la introducción y saludaba a las autoridades presentes, el presidente del Consejo de Pueblos Atacameños, Sergio Cubillos Verasay, tomó la palabra para dar lectura a la declaración oficial de las comunidades indígenas (que reproducimos a continuación) de Atacama la Grande , Alto Loa, Calama y Antofagasta.

«Declaración

Las comunidades, asociaciones indígenas y agrupaciones del área de desarrollo indígena de Atacama la Grande y Alto Loa, Calama y Antofagasta, venimos en señalar lo siguiente en relación a la Consulta Indígena, de la ley 19.253 que se encuentra desarrollando el Gobierno de Chile durante este año 2019:

  1. No es posible que sea objeto de consulta ninguna propuesta relacionada con la modificación a los párrafos referentes a las tierras en la ley indígena, sin que antes el Estado de Chile haya restituido las demandas territoriales del pueblo Aimara, Atacameño-Lickanantay y Quechua de la segunda región. Obligación legal que se encuentra contenida en la misma ley indígena y que se encuentra plenamente vigente.

  2. Sin perjuicio de lo anterior, y respecto del proceso podemos decir que este no fue transparentado previamente, en cuanto a los puntos que se pretenden consultar y que nos hemos tenido que autoconvocar para conocer lo que pretende realizar el gobierno.

  3. Yendo al fondo de las medidas, denunciamos que la propuesta de cambio a la Ley Indígena 19.253, en lugar de avanzar en protección del territorio ancestral crea mecanismos de enajenación y arriendo que debilitan aún más nuestra precaria situación respecto a nuestro territorio que por derecho nos corresponde.

  4. Además, pretende crear indígenas de primera y segunda clase al proponer dividir entre quienes pueden acceder a recursos proveniente de concursos vía CONADI.

  5. Por último, esta consulta debilita la institucionalidad indígena que de alguna manera se ha venido dando en nuestro territorio, no es posible constituir asociaciones con 2 personas, no es posible que las mismas puedan concursar al mismo fondo de desarrollo, poniendo a competir a estas con comunidades y personas naturales.

Ante estos hechos, hemos decidido como pueblos originarios rechazar el proceso de consulta indígena de la ley 19.253, que propone el Gobierno de Chile, y nos abocaremos a buscar las estrategias políticas y judiciales que logren detener el mismo, recurriendo incluso, de ser necesario, a instancias internacionales a fin de hacer prevalecer nuestros derechos humanos colectivos y particulares. Además, señalamos que en los próximos días iniciaremos un proceso de diálogo interno que permita avanzar en el cumplimiento de la Ley 19.253, emanado desde los territorios y estableciendo una coordinación de los diversos pueblos que cohabitan la actual región de Antofagasta».

Dirigentes acusaron “acarreo” y presencia de “palos blancos”

Una vez finalizada la lectura de la declaración, el presidente del CPA exigió a la Seremi de Desarrollo Social y Familia, María Fernanda Alcayaga, que diera sus explicaciones por la presencia de quienes calificaron como «operadores políticos no indígenas» en la reunión del día sábado en Antofagasta, quienes en dicha ocasión se enfrentaron a los comuneros, aludiendo que ellos “si querían escuchar la propuesta del gobierno”.

Ante esto, Alcayaga sostuvo que “el proceso de la consulta es un proceso público y es un proceso público abierto. Tuvo difusión a través de diversos medios de comunicación y a razón de lo mismo se convocó a toda la ciudadanía en general”. Sin embargo, diversos dirigentes la enfrentaron, señalando que el gobierno mentía abiertamente, ya que las mismas bases señalan que para participar del proceso “se entenderá que una persona es miembro de alguno de los pueblos indígenas cuando cumpla con lo establecido en el artículo 2° de la Ley N° 19.253”, según información publicada en el portal www.consultaindigena2019.gob.cl

Ante la imposibilidad de iniciar el diálogo, la seremi de Desarrollo Social hizo abandono de la sala, dejando a las comunidades en compañía de los funcionarios públicos a cargo del proceso. En el interior, sin embargo, se mantuvo la representante del Instituto Nacional de Derechos Humanos, a quien las comunidades hicieron entrega de una copia del acta en la cual se manifiesta el abierto rechazo a la consulta.

Posteriormente, en las afueras del Centro Comunitario Lickanantay, los representantes de los pueblos originarios hicieron entrega de dicha acta a la Seremi Alcayaga, quien recepcionó el documento y reiteró que el gobierno no dará su brazo a torcer ante la negativa de las comunidades a dialogar.

Durante la tarde, el Consejo de Pueblos Atacameños, mediante un video de su presidente, publicado en redes sociales, reiteró la convocatoria para este miércoles a las 10 de la mañana en la sede de Toconao, donde las comunidades evitarán la realización de la consulta.

“El Estado se ha ambicionado en afirmar que somos un grupo minoritario quienes rechazamos la consulta, sin embargo sabemos que hoy es el pueblo el que se está oponiendo. Por eso mañana esperamos que la gente de Peine, Socaire, Camar, Talabre y Toconao se vuelquen en masa, más toda Atacama la Grande, para nuevamente decirle al Estado que no vamos a acceder a la consulta”, concluyó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here