Expertos afirman que diversas defensas antivirales se pueden ver agotadas por la inhalación del compuesto químico.

A días de la conmemoración del 18 de octubre, al igual que a semanas del plebiscito por una Nueva Constitución, los antofagastinos han vuelto a salir a marchar luego de 7 meses de crisis sanitaria por el COVID 19, generando la preocupación de expertos de la salud y vecinos aledaños a los sectores conflictivos de la ciudad, debido al uso de gases lacrimógenos en contra de los manifestantes.

Enfermedades

Según el doctor John Balmes, neumólogo de la Universidad de California-San Francisco y experto de la American Thoracic Society, estudios indican que el gas lacrimógeno podría promover el virus entre los manifestantes, lograría desarrollar enfermedades graves, además de causar lesiones de inflamación de las vías respiratorias, en relación a las protestas en Estados Unidos de «Black Lives Matter» por brutalidad policial y la muerte del afroamericano George Floyd, en donde se utilizó gas pimienta y bombas lacrimógenas, calificándolo como «agregarle combustible al fuego».

Colegio Médico

«El uso de gases lacrimógenos y el agua con ciertos niveles de sustancias químicas irritantes claramente son un atentado contra la salud de las personas, estén con Covid 19 o no», afirmó el presidente del Colegio Médico de Antofagasta, Doctor Hugo Benítez. «Es inaceptable la forma en que son manejados esos elementos», sentenció el profesional.

El médico anatomopatólogo indicó que Carabineros no debe actuar con estos tipos de elementos disuasivos como forma de castigo hacia la ciudadanía. «A quien le corresponde castigar a los ciudadanos con multas o privación de libertad es a la justicia dependiendo del delito. Mientras carabineros no entienda eso, no podemos tener una policía de la cual sentirnos orgullosos», precisó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here