La agrupación conformada por Oniggiri (Felipe Espinoza) y Yacaré (Felipe Galleguillos) tuvo palabras sobre sus orígenes, el posicionamiento de la propuesta artística y sus elementos distintivos.

Según Espinoza, Aldea Lunar surge a partir de la idea de Felipe de generar un espacio de momento virtual, desde donde producir y mostrar música propia, tanto como producciones musicales a terceras personas.

“El nombre nace de noche, como mucha de la música que se hace por aquí, buscando en el concepto una perspectiva desde donde abordar las inquietudes que suele traer la música consigo.

La idea de “aldea” refleja el concepto de un grupo humano “donde se trabaja por un bien común, para que las cosas funcionen bien”, afirmó el guitarrista.

Por su parte, Felipe Galleguillos aseguró que la dinámica de composición es más bien abierta, evitando encasillar el sonido de la banda en roles.

“Todo depende de qué busquemos, aunque por lo general uno de los dos aparece con una idea más o menos concreta y trabajamos en base a eso, tampoco nos limitamos a cumplir ciertos roles dentro de la composición”, aseguró Felipe.

Si bien Oniggiri por lo general se desempeña en las guitarras y Yaceré en los ritmos y sintetizadores, según Espinoza no se puede afirmar que hay alguna formula al momento de componer, ya que el conjunto varía bastante en los tipos de música que realiza.

“Desde las texturas hasta los instrumentos que utilizamos. A veces todo nace dentro y desde un computador, otras es la guitarra acústica más un bajo sintetizador. Otras veces solo uso de samples, a través de samplers y drum machines, entonces las dinámicas y los resultados suelen variar bastante”, agregó Felipe Espinoza.

Según ambos integrantes de Aldea Lunar, el proyecto es la primera incursión de la cual tienen expectativas, además de una estrategia asociada. Actualmente el conjunto presenta algunas diferencias en relación a los proyectos pasados de los miembros, principalmente en las decisiones a nivel de instrumentación y lo que ambos quieren comunicar a través de la música.

“Aldea Lunar viene a presentar ideas musicales que han ido madurando en el tiempo, lo que cada uno viene haciendo por separado y también desde que decidimos juntarnos. Es distinto a otros proyectos anteriores en el sentido de las elecciones y decisiones a nivel de instrumentos, sumado a esto los procesos para llevar a cabo esas ideas musicales: grabaciones, mezclas y masterizaciones hechas por nosotros, buscando y logrando el sonido que queremos presentar”, señalaron los músicos.

Por último, Espinoza tuvo palabras para los objetivos de Aldea Lunar a largo plazo en la escena musical.

“La meta de Aldea Lunar es posicionar nuestra propuesta sonora y artística, generando el contexto para que eso suceda entre nosotros y con mas músicos y artistas que vibren con ideas y sonidos afines al proyecto. Dentro de estas ideas está el propósito de visibilizar el beatmaking, que es básicamente desde donde se sustenta un gran porcentaje del proceso creativo de muchas canciones a nivel global, tenemos especial interés en que exista como una escena per se”, señaló.

«Aunque lo que hacemos está ligado fuertemente al boom bap, lofi, algo de trap, incluso al rock ochentero en español, nos identificamos con cosas que quizá no están tan presentes dentro de la escena musical actual, por lo mismo la idea de generar este espacio, esta “aldea”, desde donde todos estos propósitos tengan su lugar donde suceder”, sentenció la agrupación antofagastina.

URL Instagram: https://instagram.com/aldealunar?igshid=6y36l6nzxvjp

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here