El 16 por ciento del total de personas cuyas causas terminaron absueltas o sin condena, son de la región de Antofagasta, por lo cual se creó un grupo de trabajo abocado a la revisión de cada uno de los casos que pudieran constituir una imputación por error.

En el año 2020 los profesionales de la Defensoría Regional de Antofagasta atendieron a 18.645 personas. De ellas, 978 personas enfrentaron a la justicia y terminaron siendo absueltas o sobreseídas. Esta cantidad representa un 16 por ciento del total nacional de personas en la categoría “Inocentes”, es decir, que no fueron condenadas, una cifra que hoy constituye una preocupación para la Defensoría Penal Pública, ya que se trata de personas que fueron imputadas de un delito que no cometieron.

Para abordar este tema, el Defensor Regional de Antofagasta, Ignacio Barrientos Pardo, explicó que «a través de la página web www.proyectoinocentes.cl la Defensoría busca, por un lado, mejorar ciertas prácticas, hábitos y rutinas de trabajo de los principales actores del sistema de justicia y, por otro, demostrar, a través de casos concretos, a las autoridades y a la sociedad en general, que el sistema de justicia puede cometer errores y que es necesario corregir algunas situaciones en los procesos investigativos, juzgamiento e, incluso, de defensa», sostuvo.

Además, resaltó que de las 978 personas no condenadas, un 30 por ciento fueron absueltas, es decir, 292 personas de las cuales 55 estuvieron en prisión preventiva. Frente a lo anterior, el Defensor Regional reiteró la necesidad de revisar la aplicación de la privación de libertad como medida cautelar, dado que se corre el riesgo de utilizarla como una condena anticipada.

Indicó que “uno de los objetivos es evitar que más personas sean sujetas a la persecución penal, permanezcan privadas de libertad y luego se concluya con una sentencia absolutoria, sin que se haya respetado su derecho a la presunción de inocencia”.

«Permanentemente hemos llamado la atención sobre el excesivo uso de la prisión preventiva, ya que los efectos de la imputación penal son altamente perjudiciales en las personas, especialmente si se trata de una persona inocente, porque además de afectarle en el ejercicio de sus derechos, son tratados como culpables antes de la decisión del tribunal. Eso afecta a sus familias, pierden el trabajo y luego no tienen cómo reivindicar su imagen y honra», comentó Barrientos.

Por último, explicó que para la Defensoría cabe una gran responsabilidad en cuanto revertir los efectos de los errores cometidos. Por este motivo, en la región se creó un equipo de trabajo abocado al análisis de los casos en que los imputados han resultado absueltos.

“Esperamos rescatar esas historias en que son evidentes las vulneraciones a los derechos de las personas. Estudiaremos las circunstancias que rodearon su imputación y definiremos si son enviadas al Comité del Proyecto Inocentes que funciona en la Defensoría Nacional, donde serán también analizadas y probablemente integradas a la página del proyecto, donde esperamos se pueda reparar simbólicamente el daño causado”, finalizó.

Por Julia Arriagada Márquez / Defensoría Regional de Antofagasta

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here