Polémica han generado las declaraciones de la Senadora y presidenta de la UDI, Jacqueline Van Rysselberghe, quien rechazó la idea de reducir la dieta de los parlamentarios, un planteamiento impulsado por los legisladores del Frente Amplio.

Al responder a los cuestionamientos, en entrevista con 24 horas, la dirigenta afirmó que «cualquier patipelao se siente con derecho a insultar a quienes trabajan en el servicio público».

Estas declaraciones, en que se refiere de manera despectiva a las personas que no pertenecen al mundo de la política, han provocado rechazo de manera transversal.

«Más vale patipelao honrado que senadora con zapatos de cocodrilo y corrupta», señaló el diputado del Frente Amplio, Tomás Hirsch, quien lamentó estas palabras ofensivas y despectivas de la senadora hacia las personas que con esfuerzo llegan a fin de mes y que reciben «sueldos miserables».

El parlamentario recordó que la Senadora recibía financiamiento de las empresas pesqueras, las mismas que le enviaban minutas y documentos que después ella ingresaba a las votaciones de proyectos de ley.

1 Comentario

  1. Estimada Senadora: La mayoria de los chilenos nos consideramos «Patipelados» si nos comparamos con las dietas y privilegios de los que usted llama «servidores Publicos». Hay miles de servidores publicos que no cuentan con los privilegios e impunidad con que cuentan Senadores y Diputados de nuestro pais, institucion peor evaluada de todas. Su defensa es insostenible y vergonzosa junto a sus palabras ofensivas. Lamentablemente con los millonarios privilegios de ustedes, no contamos con gente bien preparada, honesta, proba, trabajadora, representativa, transparente y digna.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here