En las próximas semanas se esperan posibles lluvias altiplánicas, escenario que movilizó la coordinación en conjunto del municipio de San Pedro de Atacama y la Gobernación de la Provincia de El Loa, activando un trabajo intersectorial preventivo que consistió en una inspección este lunes 21 de enero a las cuencas de los ríos San Pedro y Vilama.

Durante la inspección hubo una evaluación ocular y de identificación de las medidas de mitigación que se adoptarán cuando precipite con las probabilidades de aumento de los caudales que ocasionan zonas de anegamiento o inundación de terrenos y viviendas, personas o familias aisladas (casos de pacientes con afecciones médicas), vehículos atrapados o movimiento de masa (rocas, piedras).

La comitiva técnica conformada por las direcciones de Vialidad, Obras Hidráulicas, Protección Civil, Emergencia municipal, Salvataje–Ayuda–Rescate (SAR de Calama); recorrió Catarpe, Cuchabrache, Quitor, cementerio, Conde Duque y hasta el puente de acceso principal a San Pedro de Atacama.

El alcalde de la comuna, Aliro Catur, expresó que el propósito fue «producir un conocimiento, evaluar las medidas preventivas y de mitigación que se adoptarán frente a la ocurrencia de una eventual crecida de río en el invierno altiplánico y movimiento de material sólido. También, y lo que es importante, estar con los protocolos y coordinaciones anticipadas de los equipos técnicos y de emergencia».

En tanto, la gobernadora provincial, María Bernarda Jopia, apuntó que la labor que se hizo en terreno es en respuesta al «compromiso asumido con el alcalde Catur y su equipo de profesionales (en la primera reunión de trabajo del año), instancia en la que nos manifestaron la necesidad de que los servicios técnicos hicieran un recorrido por sectores para ver el nivel de habitabilidad que existe y los riesgos a los que están expuestos».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here