El presidente Sebastián Piñera se refirió a la investigación que anunció la Iglesia Católica este martes en contra del arzobispo emérito de La Serena, Bernardino Piñera, tío del mandatario. La acusación da cuenta de un supuesto abuso sexual contra un menor de edad.

Piñera se pronunció en horas de esta tarde, defendiendo a su tío y afirmando que le cuesta creer en la denuncia: «Como sobrino me cuesta creer, porque conozco su conducta, su actitud de una vida entera», afirmó.

Durante esta jornada, la Nunciatura Apostólica informó que El Vaticano ordenó una investigación previa «para averiguar si es verosímil la denuncia de un presunto abuso sexual a un menor de edad, que habría sido cometido hace más de 50 años por monseñor Bernardino Piñera Carvallo, arzobispo emérito de La Serena».

«Se está en contacto con la persona que ha presentado la denuncia y, al mismo tiempo, se está actuando en el respeto del principio de la presunción de inocencia», agregó la Iglesia este martes.

Bernardino Piñera, de 103 años, ya contaba con una acusación previa por presunto encubrimiento de abusos. Según se conoció en octubre del año pasado, Abel Soto denunció al ex arzobispo de La Serena, Francisco José Cox -sucesor de Piñera-, por dos episodios de abusos, mencionando a Piñera como encubridor.

«Cuando la gente dice ‘¿cómo don Ricardo (Ezzati) no va a saber qué hacen los curas?’ ¡Ellos lo saben! Yo viví con Bernardino Piñera y con Cox en el arzobispado (de La Serena), comía todos los días con él y (Piñera) veía cuando Cox me manoseaba y me daba besos en la boca, delante de él y de la familia que nos atendía. Piñera lo encubrió, lo protegió y permitió que tantos cabros como yo siguieran ese camino», dijo Soto el año pasado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here