El senador Pedro Araya se refirió nuevamente a la dramática situación que afecta a un funcionario de la gobernación provincial de Antofagasta, quien –por su condición de salud- debe recurrir al tratamiento de diálisis, quien fue despedido por la gobernadora de Antofagasta y deberá dejar su puesto de trabajo desde el 1 de enero.

Junto con reafirmar que enviará un oficio al Instituto de Derechos Humanos (INDH) para que vea el caso, el parlamentario indicó que «este es un error de la Gobernadora de Antofagasta, pero todavía está a tiempo de corregirlo y dejar sin efecto el despido del funcionario que se encuentra con tratamiento de diálisis y que durante todo este tiempo no ha tenido ninguna crisis mientras desarrolla sus labores».

Además, el parlamentario indicó que «este es un pésimo precedente para el criterio de desvincular a una persona pese a que Chile ha avanzando en materias que buscan entregar más herramientas que protejan a los trabajadores».

«¿Qué pasará el día de mañana si alguien tiene cáncer en una región con una tasa tan alta con esta enfermedad? Más allá de las diferencias políticas que tenemos, le pido que se ponga en el lugar de la persona afectada. Uno necesita que las autoridades sean capaces de ponerse en el lugar del otro. El equivocarse en casos como este es complejo, pero más grave es que teniendo el tiempo para reflexionar sobre el error cometido, se opte por seguir adelante pese a que es obvio lo inhumano de la medida», agregó.

El senador Araya finalmente confirmó que enviará un oficio al INDH para que intervenga en este caso que a su juicio «demuestra una falta de empatía y falta de sensibilidad de una autoridad que –por el ejercicio de su cargo- debe resolver temas con personas en situación de vulnerabilidad».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here