Polémica ha generado la interpretación que realizó el presidente del consejo directivo del Servicio Electoral (Servel), Patricio Santamaría, autoridad que puso en duda la participación de los migrantes con más de cinco años de residencia en el plebiscito que aprobará o rechazará una nueva Constitución, el que se realizará el 26 de abril.

«Al estar convocada la ciudadanía a votar en el plebiscito del 26 de abril de 2020, el padrón electoral provisorio está conformado solo por compatriotas y no es comparable con el de las elecciones 2017 que incluía a electores extranjeros con derecho a voto», señaló Santamaría.

Lo anterior, a pesar de que según la legislación vigente los extranjeros tienen derecho a voto si cuentan con una residencia mayor a cinco años, son mayores de 18 años y no han sido condenados a pena aflictiva.

Tras esta controversia, las organizaciones migrantes y pro migrantes han expresado su rechazo ante la decisión del Servel, pidiendo a las autoridades rectificar la medida.

«En relación a la decisión del presidente del Servel, Patricio Santamaría, de dejar fuera a más de 300 mil personas migrantes del padrón provisorio para votar en el plebiscito de entrada para una nueva Constitución, que se va a realizar el 26 de abril de este año, nos parece que es una decisión errónea, mañosa y completamente desapegada a lo que indica la Constitución, las leyes y lo que indica también la Comisión Técnica que elaboró las normas para la reforma», indicó Pablo Rojas de la ONG Fractal de Antofagasta y miembro de la Mesa de Unidad Social.

Rojas recordó que la Comisión Técnica que elaboró las normas para el proceso constituyente «hizo hincapié en lo errado de la decisión. Incluso el mismo gobierno le quitó piso a la decisión de Santamaría, considerando que va en contra del mismo espíritu de la reforma al dejar fuera a más de 300 mil personas que están habilitadas para votar, muchas de las cuales han votado en elecciones anteriores».

«No hay motivo para dejarlas fuera de un proceso tan importante como la creación de una nueva Constitución. Entonces el llamado es a que el Servel rectifique esa decisión e incorpore en el padrón provisorio y luego en el padrón definitivo a estas más de 300 mil personas migrantes que habitan en Chile y están habilitadas para votar. De lo contrario, hago un llamado también a las organizaciones civiles migrantes y pro migrantes a generar los reclamos y denuncias correspondientes de no rectificarse esto en el corto plazo», concluyó el dirigente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here