Aliro Álvarez, empresario antofagastino asesinado hace casi 19 años

A dos semanas de cumplirse 19 años del asesinato de Aliro Álvarez Armijo, conversamos con su padre respecto al caso que consternó a la región, y que actualmente sigue abierto.

El día 13 de julio del año 2001, Antofagasta fue testigo de la desaparición de Aliro Álvarez Armijo, de 31 años, empresario de la región cuyo cuerpo apareció 4 años y medio más tarde en una quebrada del sector de Roca Roja, presentando dos heridas de bala en la nuca. El caso rápidamente se hizo conocido como uno de los mayores puzles policiales de la región, a cuya pesquisa se sumó el esfuerzo de las Fuerzas Armadas y de Orden. Tras 17 años, la investigación resultó en el único detenido y principal sospechoso del homicidio, Israel Álvarez Tapia, socio de la víctima, para quien se le atribuye una deuda de más de 20 millones de pesos.

El Tercer Juzgado Civil de Antofagasta condenó a Israel Álvarez a 20 años de presidio y al pago de 100 millones de pesos a Leonor Armijo Aguilera, madre de Aliro, por concepto de daño moral, lo que quedó sin efecto el 31 de mayo de 2018, cuando el principal sospechoso fue absuelto. Hoy el caso sigue abierto.

Regionalista.cl se comunicó con Aliro Álvarez padre, quién hasta la fecha sigue buscando que se haga justicia respecto a su hijo.

Primero nos gustaría agradecerle por acceder a esta entrevista. Sabemos que el caso llegó a un punto de cierre, y que finalmente no quedó en nada. ¿Qué ocurrió realmente?

El caso no se ha cerrado, aún estamos apelando a la Corte Suprema de Santiago para saber qué va a pasar con Israel Álvarez Tapia, quien para nosotros es el verdadero culpable de todo lo que ha ocurrido.

Tapia fue detenido y posteriormente absuelto. ¿Bajo qué criterios se dio esto?

Se trabajó por tantos años, por parte de todas las fuerzas armadas del país, con un sin número de abogados. Finalmente se ordenó cerrar el caso con la condena del asesino, pero -de la noche a la mañana- aparecen un par de abogados (que contrató Tapia), quienes apelaron a la Corte de Antofagasta y terminan absolviéndolo, porque la investigación estaba “mala”, por falta de pruebas.

Esto a nosotros nos reventó. ¿Qué podíamos hacer? No me calza que en un par de días dejen sin validez 17 años de investigación. Apelamos a la Corte Suprema y hasta el día de hoy no nos ha llegado ninguna respuesta de Santiago.

¿Cuáles son los fundamentos bajo los cuáles se acusa a Israel Álvarez Tapia?

Él fue la última persona que lo vio, en la esquina de Latorre con Prat, y desde ahí nadie más supo nada. Tapia le debía a mi hijo cerca de 24 millones de pesos. Desde ahí nosotros asociamos que él no tenía cómo pagar, entonces optó por lo más fácil: Matarlo.

¿Desde un comienzo ustedes sospecharon de Tapia?

Desde el inicio se hizo un trabajo excelente en la investigación. Entonces, que aparezcan y digan que todo está malo… Es raro. Además de que este sujeto (Tapia) escapó del país, teniendo orden de arraigo en la ciudad. Se escapó de Chile con supuesto destino a Brasil; lo pillaron en Ecuador por andar indocumentado, lo deportaron de regreso y lo capturó la PDI.

Al final lo dejaron libre, y la pregunta más grande es, ¿por qué fue sobreseído? ¿Y por qué se arrancó? Si supuestamente era inocente… Encima cuando aparece dice que no puede hablar por estar “amenazado de muerte”. Para mí él es el único y verdadero culpable, quien debería estar en la cárcel.

Desde la última apelación que hicieron, ¿qué información o qué respuestas se les ha dado?

Yo apenas pueda salir (por la cuarentena) voy a ir personalmente a la Corte Suprema, tengo todos los documentos. Los papeles llevan dos años “durmiendo” allá, siendo que yo he hablado con 4 presidentes desde que empezó el caso. Lagos, Piñera, Bachelet y ahora de nuevo Piñera. Todos me prometieron que la justicia se iba a tardar, pero iba a llegar. Y ahora yo me pregunto, ¿qué mierda de justicia tenemos en Chile? A mí por lo menos no se me ha cerrado ninguna puerta en los medios (…) En el caso estamos empate, así que depende de la Corte Suprema “cortar el queque”.

En este momento yo no tengo ninguna confianza en la justicia, si uno castiga y el otro absuelve, entonces, ¿la justicia es una jugarreta? ¿Los jueces ya están cansados? Yo voy a seguir luchando hasta el cansancio, no voy a parar de buscar justicia hasta que me muera, ahí yo no voy a molestar más.

Nosotros ya hicimos todo lo posible que estaba a nuestro alcance, he hecho todo lo que un padre puede hacer por un hijo, lo mismo la familia. Pero aquí es la justicia la “canalla” que no sirve.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here