Mediante un comunicado público, la Red Nacional de Organizaciones Migrantes y Promigrantes en Chile, rechazó las declaraciones del Jefe de la Defensa de la región de Antofagasta, general José Aguirre, quien descartó la necesidad de habilitar un albergue para los ciudadanos latinoamericanos que se encuentran varados en la capital regional, debido a la crisis sanitaria por el Coronavirus.

«Esto da cuenta que la autoridad no ha querido asumir su rol de garantizar la seguridad y salud pública, al depositar la responsabilidad del albergue en particulares y la sociedad civil», indicaron.

Asimismo, exigieron que las parlamentarias y parlamentarios de la región «oficien y denuncien ante el ejecutivo nacional la cláusula de prohibición de 9 años de ingreso a las personas que se acojan a los vuelos de repatriación a sus países».

A continuación el comunicado completo:

Comunicado Público ante declaraciones del Jefe de la Defensa, ante situación de extrema vulnerabilidad de ciudadanos/as latinoamericanos/as varados/as en Antofagasta

En Antofagasta, hoy 8 de junio de 2020, como Red Nacional de Organizaciones Migrantes y Promigrantes en Chile, que agrupa a más de 30 organizaciones de 6 regiones del país, queremos comunicar que:

1. Rechazamos las declaraciones del Jefe de la Defensa de la Región de Antofagasta, general José Miguel Aguirre, quien ante nuestro requerimiento de habilitar un albergue para las decenas de ciudadanas/os latinoamericanos que se encuentran pernoctando en calles, playas y campamentos de la ciudad indica, “hasta el momento no ha sido necesario conseguir un albergue porque en su mayoría, varios extranjeros han sido acogidos en sedes vecinales o en casas de amigos o conocidos”. Esto da cuenta que la autoridad no ha querido asumir su rol de garantizar la seguridad y salud pública, al depositar la
responsabilidad del albergue en particulares y la sociedad civil.

2. Más preocupante aún nos parece que indique ante la situación de personas albergadas en un campamento, que “se agradece siempre la buena voluntad de los vecinos, pero no creo que el hacinamiento sea un problema, hay que considerar que si habilitamos un albergue para que lleguen todos los extranjeros en esta situación, pasaría algo similar. Creo que lo mejor es lo que se ha hecho”. El general parece no comprender que las OMS y otros organismos internacionales han puesto alerta sobre las especiales medidas a tomar por los estados en asentamientos precarios y hacinados.

Por todo lo anterior, demandamos:

– Que el Jefe de Zona disponga de un albergue en condiciones adecuadas para todas las ciudadanas y ciudadanos varados que se encuentran pernoctando en campamentos, playas u otros lugares públicos, poniendo en riesgo su salud. Es una medida de carácter sanitario y humanitario urgente.

– Que las parlamentarias y parlamentarios de la región oficien y denuncien ante el ejecutivo nacional la cláusula de prohibición de 9 años de ingreso a las personas que se acojan a los vuelos de repatriación a sus países. Una vulneración así no puede ser permitida.

– Que las autoridades nacionales, locales y regionales intercedan ante las autoridades consulares en Chile de los países involucrados para agilizar los procesos de repatriación en condiciones seguras de las cientos de personas varadas en la región de Antofagasta.

Finalmente esperamos que nuestras autoridades en conocimiento de la Declaración Universal de Derechos Humanos, a la cual nuestro país suscribe, actúe en consecuencia y con la altura de miras que la situación amerita.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here