Foto: La Izquierda Diario

Este viernes 19 de junio al mediodía, sindicatos y diversas organizaciones locales realizaron un punto de prensa frente a la Intendencia regional de Antofagasta, para denunciar los despidos que se han producido en los últimos meses y la crítica situación sanitaria que afecta a nuestra zona, debido al avance del Coronavirus.

En la oportunidad estuvo presente Leandro Bravo, representante de la Asamblea de Despedidos de LATAM; Silvana González, dirigenta Sindicato Concesionaria Siglo XXI del Hospital Regional de Antofagasta; Patricia Romo, presidenta del Colegio de Profesores comunal de Antofagasta; Jaime Rodríguez, dirigente del Sindicato Obreros Metalurgistas Unidos; Pablo Rojas, dirigente del Sindicato de trabajadores a honorarios; Daniel Vargas, abogado del Comité de Emergencia y Resguardo, junto a docentes y estudiantes organizados en la Coordinadora de estudiantes antofagastinos y secundarios(CEAS).

En la declaración, Leandro Bravo y Silvana González, denuncian que la región de Antofagasta se ha transformado en un epicentro de la pandemia, sobre todo la ciudad de Calama, con mas de 2.000 contagiados, mas de 300 mineros infectados y con una tasa de letalidad mayor a la media regional. Además, denunciaron que han aumentado los despidos en medio de esta crisis.

«Siguen los despidos y la total indiferencia de las autoridades, las que fijaron un nuevo acuerdo nacional con ayuda de la oposición, donde se termina destinando más del 80% de los recursos a salvatajes, créditos preferenciales y facilidades para los empresarios. Esta es la realidad por la cual terminan siendo nuestros propios vecinos, junto a organizaciones sociales y sindicatos, los que han tenido que levantar ollas comunes para poder enfrentar el hambre en las poblaciones», señalaron.

Los convocantes están impulsando una coordinación común, convocada por la asamblea de trabajadores despedidos de Latam y el Sindicato de la Concesionaria de aseo y salud siglo XXI del Hospital Regional, quienes han dado una importante lucha en defensa del derecho al trabajo. Por lo anterior, se articularon junto al Comité de Emergencia y Resguardo, organismo que desde su fundación, el 20 de octubre, se ha puesto a disposición junto a organizaciones sociales, sindicatos, barrios y poblaciones.

«El índice de cesantía se dispara sobre el 11% en la región, mientras las mineras siguen facturando millones de dólares para los grandes empresarios. Exigimos la reincorporación inmediata de nuestro delegado de lavandería del hospital regional, empresa siglo XXI. Y llamamos a la defensa de los puestos de trabajo para los más de 1000 despedidos en Chile», agregaron.

También exigieron «el cese temporal inmediato de operaciones mineras en la región, asegurando el pago íntegro de los salarios a todos los trabajadores. Nuestras vidas valen más que sus ganancias. No se puede seguir tolerando que se juegue con la vida de los trabajadores, más de 300 infectados en la minería y siguen disparando las cifras».

Desde las organizaciones también exigieron la libertad inmediata de los casi 2.000 presos políticos a nivel nacional y las más de 21 personas de Antofagasta, que se encuentran encarceladas por haber participado en distintas movilizaciones durante la revuelta popular o estallido social.

En relación al sistema de AFP manifestaron su rechazo al actual sistema de pensiones, al considerar «que permite el robo millonario de sueldos a los trabajadores». En esa misma línea destacaron el fallo de la Corte de Apelaciones de Antofagasta «que favoreció a la profesora jubilada Maria Ojeda. Creemos que es una señal importante para toda la población y las organizaciones que hoy luchan por terminar con las AFP».

También denunciaron la censura a la prensa independiente por parte del gobierno, luego de la medida que dispone que los permisos de traslado durante las cuarentenas solo se otorgan a los grandes medios privados de telecomunicaciones y a aquellos que cuentan con Rut e inicio de actividades.

Finalmente las agrupaciones hicieron un llamado a las grandes organizaciones sindicales de la minería, como la FTC, FMC, y la CUT, a coordinarse, «para que junto a la unión portuaria, la ANEF y las organizaciones sindicales podamos avanzar a un gran paro regional por todas estas demandas. Se hace urgente que todos los sindicatos, la juventud, los barrios, y organizaciones abramos esta coordinación, para defender la vida de las familias trabajadoras de toda la región».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here