La Mesa Intercultural y de Integración Migrante de Antofagasta, convocó a un punto de prensa este martes 10 de abril, al mediodía, en donde como parte de la Red Nacional Migrante y Promigrante de Chile, las organizaciones sociales que la componen dieron a conocer su postura en relación a los anuncios de la ley de migraciones realizados por el gobierno de Piñera.

Pablo Rojas, de la Mesa Intercultural, manifestó que los anuncios del gobierno son preocupantes, «en particular los que tienen que ver con las medidas administrativas, porque consideramos que no son flexibles. En realidad son burocráticas y van a suponer más peso para la institucionalidad, tanto en el país como en los consulados respectivos. Y por otra parte, va a promover la irregularidad, la trata y el tráfico de personas».

«Entonces, nos parece que si la intención era reducir aquello por parte del gobierno, las señales que está dando son completamente contradictorias. Además, son abiertamente racistas, porque la situación que va a ocurrir con las personas haitianas fundamentalmente, no tiene nombre ni tiene parangón. Y se asemeja mucho a las acciones que están tomando los gobiernos más reaccionarios, partiendo por Estados Unidos y algunos gobiernos de Europa», agregó.

La declaración pública, firmada por 35 organizaciones que pertenecen a la Red Nacional de Organizaciones de Migrantes y Promigrantes en Chile, señala que «en ningún momento se consultó ni se dialogó la actual propuesta con el grueso del movimiento migrante y promigrante del país».

«No hubo acercamientos de ningún tipo, ni siquiera en un tono consultivo, a la instancia denominada ‘Consejo Consultivo sobre Migraciones’. Mucha de la retórica del proyecto es similar a cuestiones que planteamos nosotros, pero cuando se habla de Derechos Humanos, no se refleja en la normativa, por el contrario, esconde un enfoque instrumental y basado en la seguridad del Estado», prosigue la declaración.

La Red Nacional de Organizaciones Migrantes incluye agrupaciones de Iquique, Antofagasta, Santiago, Valparaíso y Quilpué.

En la declaración pública las organizaciones plantean que «si la preocupación del gobierno es la irregularidad sistemática, nosotros pensamos que al contrario del sistema de visado, sólo generar instrumentos legales que fomenten la libre circulación, que aseguren y faciliten la regularidad y el debido proceso, como la flexibilidad del visado y sin tantos subtipos y procesos de visados, pueden evitar la situación administrativa irregular y la entrada por pasos no habilitados».

«De lo contrario, el gobierno con este tipo de iniciativas sólo busca fabricar aún más la irregularidad y convertirla en un problema de gobernabilidad. Similar al caso estadounidense, y como una copia forzada de su política migratoria, el sistema de visas consulares, reducción de visas, no sirvieron para frenar la migración y actualmente 11 millones de personas viven en situación administrativa irregular. Ninguna persona, familia, grupo humano de América y el mundo, puede esperar los trámites burocráticos ante situaciones que afecten su bienestar y sus vidas», agrega la declaración.

Sobre el proceso de regularización de migrantes, las agrupaciones manifestaron su preocupación, ya que «se espera que haya un proceso de 30 días para solicitar visa a quienes estén en una situación administrativa irregular y que hayan ingresado por pasos no habilitados, y 90 días para el cambio de visa, luego de estos plazos se procederá a la expulsión».

Pablo Rojas, representante de la Mesa Intercultural de Antofagasta, señaló que junto a todas las organizaciones a nivel local y nacional, se evaluará durante esta semana cuales serán las acciones a seguir, no descartando movilizaciones o acciones públicas.

«No debería acabarse con la visa temporaria por motivos laborales, que ha sido una visa que ha permitido reducir las condiciones de semi esclavitud en la que se encontraban muchas personas migrantes. Nos parece que las visas consulares no van a resolver el problema, van a crear más irregularidad. Lo que se hace más bien es aumentar las trabas, aumentar las paredes y aumentar los muros simbólicos a los migrantes», concluyó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here