Un nuevo escándalo rodea a la alcaldesa de Antofagasta, Karen Rojo, quien hace pocos días fue formalizada por el delito de fraude al fisco, en una investigación que lleva a cabo la fiscalía local y que dice relación con las asesorías políticas electorales que se habrían pagado con recursos de la salud y la educación municipal.

En medio de este escenario, en donde la legitimidad de la edil se encuentra en entredicho, la autoridad municipal anunció a través de sus redes sociales que recibió un reconocimiento internacional como mejor servidora pública. Premio que ha estado envuelto en la polémica y que ha recibido duros cuestionamientos desde distintos países de latinoamérica.

“Agradecida por el reconocimiento que realiza a nuestra gestión el Instituto Mejores Gobernantes de Asociación Civil con sede en México, al otorgarme el Premio Internacional Maya 2018 a los mejores servidores públicos de Iberoamérica. Esto ratifica nuestro compromiso con Antofagasta”, fue el mensaje que publicó la alcaldesa la noche de este domingo 24 de junio.

El reconocimiento al que hace mención Karen Rojo, conocido como «premio Maya», es otorgado por la organización mexicana «Instituto Mejores Gobernantes», la que según publica en su página web, otorga el premio «Maya» a «los mejores servidores públicos de Iberoamérica por su contribución al desarrollo de su país, a través de una buena gestión pública».

Según las bases de este «concurso», la organización investiga si el funcionario a premiar «se encuentra sentenciado, inhabilitado o si está siendo procesado en algún juicio penal».

Cuestionado premio

Sin embargo, más allá de las exigencias y requisitos para obtener este reconocimiento, lo cierto es que este premio ha estado rodeado de graves cuestionamientos y duras polémicas en diferentes países del mundo, incluído Chile.

Según publica el diario colombiano www.lapatria.com «el Instituto Mexicano de Evaluación (IMDE), uno de los que organiza el premio, ha sido acusado en varias ocasiones de ser una institución creada explícitamente para que políticos cuestionados compren galardones que les permitan ser revalidados en momentos de crisis ante la comunidad».

Esta grave acusación se suma a la publicada por el diario La Nación de Costa Rica, en donde se denuncia que varios diputados eran llamados por los organizadores de estos premios para «cobrarles 3.000 dólares para otorgarles el galardón». Se trata de cerca de 2 millones de pesos.

De hecho, según pudo constatar Regionalista.cl, en la página web de la organización mexicana, específicamente en donde se hace referencia a las bases del concurso (http://img.org.mx), se indica que «el donativo “obedece única y exclusivamente” a los costos administrativos de los Seminarios de Capacitación y Formación», confirmando que las personas «premiadas» o «reconocidas» deben cancelar un monto de dinero.

En México también ha habido denuncias y escándalo en torno al premio Maya.

Según publicó el blog Radar Político de ese país “en diversas entidades de la república como Guanajuato, Quintana Roo y Tamaulipas, se ha cuestionado el procedimiento de adjudicación de los premios; no se conocen los métodos de evaluación ni los parámetros de medición empleados; lo que si se sabe es que cada uno de esos 96 alcaldes tuvieron que pagar una “cuota de recuperación” de 17 mil 500 pesos (mexicanos) para asistir acompañados por dos personas a la cena de premiación, como lo reconoció el alcalde de Guasave, Sinaloa, Ramón Barajas López ante los medios de comunicación de aquella entidad”.

La ceremonia de «premiación» de «Maya» se realizó durante este fin de semana, sin que la alcaldesa Karen Rojo haya asistido. Tal vez su insistencia en no quedar con arraigo nacional tras su formalización se deba a que tenía pensado viajar a México, viaje que requeriría del acuerdo del concejo municipal según lo consignado en la ley orgánica de municipalidades.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here