A casi un mes de permanecer en un segundo confinamiento, uno de los principales desafíos es mantenernos sanos tanto a nivel físico como emocional, debido a que el distanciamiento social, la incertidumbre, los problemas económicos y la pérdida de seres queridos que sobrelleva esta pandemia, afecta de gran manera a la población

A nivel mundial cada 40 segundos una persona atenta contra su vida, mientras que en la Región de Antofagasta 41 personas atentaron contra su vida durante el año 2018, según indica el Servicio Médico Legal (SML). A esto se suma la pandemia actual, que ha causado altos niveles de ansiedad y depresión, angustia y trastornos del sueño.

Estrés en aumento

“El llamado es para la población en general para que tome consciencia de la salud emocional y le dé la misma importancia que a la salud física, ya que socialmente existen aún muchos mitos y desinformación sobre la salud mental y en ocasiones esto puede ser más perjudicial que beneficioso”, expuso Manuel Castillo, psicólogo clínico de la comuna de Antofagasta. “Día a día  percibo un aumento de las consultas, principalmente por ataques de pánico y ansiedad. El estrés es un factor que va en aumento, debido a que hemos sido forzados a modificar nuestra zona de confort”, manifestó el profesional.

El sedentarismo, la obesidad, el consumo de sustancias y el bombardeo de información son factores de alto riesgo en la región, de los cuales tenemos que estar alerta, ya que son causas determinantes de muchos de los trastornos psicológicos actuales, como lo es la depresión y la ansiedad.

“¿Cómo distinguir que es lo normal y que es lo anormal? Uno se tiene que preocupar cuando lleva más de dos semanas aproximadamente con síntomas, cuando ya no me puedo concentrar, cuesta mucho dormirse y tengo menos tolerancia, deteriorando las relaciones interpersonales con quienes me rodean”, señaló Luis Barra, psiquiatra y académico de la Universidad de Antofagasta, durante la segunda jornada del ciclo Diálogos en Tiempos de Pandemia.

Más conversación

“Primero es importante hablar los sentimientos con alguien cercano, uno siempre debe pedir primero ayuda a las amistades y a la familia, o sino preguntar en algún consultorio, CESFAM o médico de cabecera, a través de citas online, videos o llamadas”, fue uno de los temas tratados por el doctor.

“Los problemas de salud mental no pueden ser solo atendidos por psicólogos o psiquiatras. Requieren la atención primero con los profesionales que están a primera mano. Existen un montón de recursos digitales que podemos consultar”, agregó.

El programa llamado Saludablemente establece una plataforma con una serie de recursos como: el fono de orientación contra la mujer (#1455); fono drogas y alcohol (#1412); y el Whatsapp de apoyo emocional (+569 371 0023). Esos teléfonos funcionan 24/7 para la atención de quien lo requiera y de son de fácil acceso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here