Duras críticas ha recibido el gobierno de Piñera, luego de la fallida primera sesión de la Convención Constitucional, instancia que estaba programada para este lunes y que no pudo llevarse a cabo por falta de condiciones técnicas para su desarrollo.

Falta de computadores, problemas con el audio y las conexiones, así como ausencia de protocolos sanitarios por el Coronavirus, son solo algunas de las lamentables complicaciones que se vivieron en el ex congreso durante la última jornada.

Desde la Vocería de los Pueblos, que agrupa a decenas de constituyentes, denunciaron que al concurrir ayer al edificio del ex Congreso Nacional se encontraron con que «no existían las condiciones mínimas, sanitarias ni técnicas, para hacer posible la sesión. Por tal razón, esta inició de manera no oficial en un salón general habilitado sólo para 80 constituyentes, debiendo el resto ubicarse en las tribunas, sin poder participar en igualdad de condiciones de la deliberación democrática».

«Ante las recurrentes dificultades hasta ahora experimentadas, denunciamos que el gobierno de Sebastián Piñera ha obstaculizado reiteradamente el inicio del quehacer de la Convención Constitucional, habiendo tenido el tiempo suficiente para disponer de todo lo necesario para su instalación», agregaron.

Desde la mesa directiva de la Convención, liderada por Elisa Loncón y Jaime Bassa, señalaron que si no están las condiciones para sesionar en los edificios dispuestos por el gobierno, tomarán la propuesta de la Universidad de Chile para reunirse en el espacio que ofreció dicha casa de estudios.

Cabe señalar que diversas universidades estatales, municipios y centros culturales, han ofrecido su infraestructura para cooperar con el funcionamiento de la Convención Constitucional. Asimismo, el Colegio Médico dispuso del apoyo de un equipo para colaborar con el cumplimiento de los protocolos sanitarios por el Covid-19.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here