FOTO: PABLO OVALLE ISASMENDI / AGENCIAUNO

Diversas reacciones expresaron mujeres dirigentas y líderes de nuestra región, tras conocerse el dictamen de Contraloría que declaró ilegal el protocolo de objeción de conciencia impulsado por el Gobierno de Piñera y que ponía trabas a la aplicación de la ley de aborto en tres causales, permitiendo que las clínicas privadas que reciben fondos del estado pudieran negarse a aplicar estas prestaciones.

Catalina Pérez (RD), diputada por nuestra región, valoró la señal que dio Contraloría.

«Hoy se ha dado una señal potente desde la Contraloría, declarando la ilegalidad del protocolo de regulación del Aborto en Tres Causales. Creemos que esta es la demostración de que la tesis que veníamos sosteniendo desde la oposición respecto de la ilegalidad de los actos del ejecutivo que, vía decreto, buscaban impedir el derecho de las mujeres de acceder a las causales que hoy día el aborto contempla por ley, está siendo corroborado por Contraloría», señaló la representante del Frente Amplio.

«Vamos a estudiar las acciones a seguir. Hemos anunciado ya que una acusación constitucional a propósito de este acto ilegal del Ministro, es de hecho una causal que contempla nuestra constitución, por lo tanto vamos a evaluar su procedencia. Pero creemos que un paso sensato sería que desde el ejecutivo, el Ministro dé un paso al costado», añadió la legisladora.

«Creemos que es importante dar una señal de responsabilidad a la ciudadanía en este tema, responsabilidad que no ha tenido el gobierno. Y estamos a la espera de que sea el ministro quien se decida a dar ese paso. En caso contrario, la solicitud de acusación constitucional va a seguir su curso», concluyó Pérez.

La Diputada Marcela Hernando (PR) también expresó su punto de vista tras la decisión de Contraloría.

«La verdad es que para mí es muy gratificante leer el fallo completo. Porque desde principio quedó claro que cada una de las preguntas que le hicimos al ministro de Salud y que no contestó, están reflejadas allí. Ahora ustedes van a poder tener claro que este es un protocolo ilegal, que pasaba a llevar la ley. Lo dice con todas sus letras el Contralor. A través de una norma administrativa menor -textual- se pasa a llevar una ley. Y eso es anticonstitucional», indicó la parlamentaria.

«Espero que hoy día ustedes puedan preguntarle al Ministro y que ojalá tengamos la explicación de él, las razones por las que lo hizo. Nosotros todos pensamos que obedecieron a presiones de intereses que no eran los de las mujeres, si no los intereses de las empresas privadas o de las instituciones que se querían declarar objetoras», añadió.

«El país entero ahora tiene claro que aquí se cometió una ilegalidad. Contraloría le dice que su protocolo no es válido, que tiene que anularlo entero. Yo no tengo interés en destituirlo a él. Se ha cumplido el objetivo que es anular el protocolo. Tiene que restablecerse el derecho. El Ministro tiene responsabilidades administrativas que su jefe debe juzgar. Los méritos existen para una acusación constitucional. Pero es una decisión del Presidente que depositó su confianza en él y tendrá que decidir», concluyó Hernando.

Por su parte, la ex gobernadora provincial de Antofagasta e integrante de la organización «Acción Mujer Antofagasta», también celebró lo resuelto por el órgano contralor.

«En primer término, agradecer el actuar pronto y justo de las parlamentarias y parlamentarios que recurrieron a la Contraloría para defender los derechos de las mujeres. Y luego, indicar que lo que reclamábamos los movimientos de mujeres era justo y además legal. El Gobierno de Piñera con su protocolo, pretendía ir más allá de la ley, desconociendo nuestros derechos y borrando arbitrariamente la discusión y debate democrático de la comunidad y del Congreso», indicó Rivero.

La Consejera Regional (Core) de la Provincia de Tocopilla, María Ramírez, también expresó su opinión tras confirmarse el dictamen de Contraloría.

«Contenta porque la Contraloría dice que el protocolo no se ajusta a derecho, esto marca un antes y un después. Es una decisión justa, a favor de la mujeres y niñas que han sufrido en su vida un ataque, un abuso sexual, un atropello a su dignidad. El aborto en 3 causales es un derecho ya adquirido de las mujeres, en la administración de la Presidenta Bachelet se otorgó y la derecha de Piñera le quería poner candado y llaves a miles de mujeres en Chile. Nosotras exigimos libertad de elección, es un derecho de todas, no un negocio para algunos cómo pretendía el Ministro de Salud», indicó Ramírez.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here