Fotografía: Marion Esnault (http://www.marion-esnault.com/)

Preocupados se encuentran los habitantes de Mejillones por el ingreso a evaluación ambiental de un proyecto que solicita autorización para la construcción y operación de una bodega o galpón para el almacenamiento de sustancias peligrosas en el Complejo Portuario de dicha comuna.

Aún no salen del impacto por el reciente derrame de hidrocarburos y los vecinos de la comuna portuaria ya están en estado de alerta ante esta nueva arremetida que significaría exponer a la ciudad a un nuevo foco contaminante.

Por este motivo, la mañana de este miércoles 12 de septiembre, vecinos y vecinas de la comuna y representantes de diversas organizaciones sociales, llegaron hasta el Servicio de Evaluación Ambiental de Antofagasta para solicitar formalmente la participación ciudadana en el proyecto denominado “Modificación proyecto Ampliación del tipo de Carga a Embarcar y Desembarcar a través de las Instalaciones del Terminal 1 Complejo Portuario Mejillones”.

La iniciativa empresarial busca la construcción y operación de 4 sitios de almacenamiento con acopios de 10.000 toneladas para mercancías peligrosas, otorgando una capacidad de almacenamiento de 40.000 toneladas de productos envasados en maxisacos, recepción de cargas sobre pallets y cargas en contenedores.

Las mercancías peligrosas a acopiar serán Nitrato de Potasio (KNO3), Nitrato de Sodio (NaNO3), mezcla de Nitrato de Sodio y Nitrato de Potasio, Hidróxido de Litio, Óxido de Calcio, entre otras.

Saba Galindo, representante de la Asociación de Turismo de Mejillones enfatizó que como organizaciones y con el movimiento ciudadano están “exigiendo que en nuestra comuna no exista más contaminación”.

A sus palabras se sumó Horacio Fredes, también miembro de la directiva de la misma asociación: “Creemos que es importante apoyar esta causa, informar a la gente, buscar la mayor cantidad de herramientas para preparar a toda la ciudadanía respecto de los riesgos contaminantes que pueda haber en la comuna”.

También participó de esta acción María Brevis, integrantes de la organización Mejiambiente, quien dijo que “nos hemos unido para luchar contra la contaminación y es por eso que nos oponemos a este proyecto, debido a que se trata del acopio en cuatro galpones de 10 mil toneladas cada uno, de material altamente contaminante. Les pido a todos que por favor nos apoyen y asistan a las reuniones que van a ser súper importantes para el futuro de Mejillones”.

Consultado sobre este proyecto, el consejero regional y presidente de la comisión de medio ambiente, Ricardo Díaz, afirmó que como Core observaron el proyecto, exigiendo “que se tomen medidas preventivas y no reactivas y que se nos aseguren condiciones de hermeticidad que den garantías a la ciudadanía”.

“La observación exige respuestas del puerto y con ello podemos ver si es factible aprobar o no dicho proyecto”, agregó Díaz.

Por su parte, la diputada Catalina Pérez, quien preside la comisión de medio ambiente de la cámara, manifestó su preocupación por las diversas problemáticas ambientales que ocurren en Mejillones, motivo por el cual parte de su equipo acompañó a las organizaciones durante el trámite en el Servicio de Evaluación Ambiental (SEA).

En relación a esta acción fue que Pérez afirmó que “Mejillones es una zona de sacrificio y la comunidad tiene que empoderarse y usar las escasas herramientas que ofrece el sistema para resguardar sus legítimos intereses. Por eso, estaremos junto a ellos, acompañándolos en este camino en busca de justicia ambiental. Y no solo eso, sino que en el parlamento seguimos luchando por fortalecer la normativa ambiental y permitir que la ciudadanía tenga una mayor participación en decisiones que, si bien son de orden económico, inciden directamente en su calidad de vida”.

A la espera de la respuesta del SEA, la comunidad de Mejillones continúa en estado de alerta. A las termoeléctricas, los derrames y la histórica contaminación en su borde costero, hoy se suma la amenaza de un galpón para almacenar sustancias peligrosas, confirmando que hay comunas en nuestra región que son verdaderas zonas de sacrificio.

Fotografía de Marion Esnault, reportaje «Chile, zonas de sacrificio»

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here