Foto: Municipalidad de Mejillones

Por «su aporte al turismo» fueron premiadas las grandes empresas de Mejillones, agrupadas en la Asociación de Industriales, a pesar de los graves impactos que provocan en el medio ambiente. El reconocimiento lo entregó el alcalde de la comuna, Sergio Vega, en el marco de la conmemoración del día del turismo realizada el 30 de septiembre.

Cabe recordar que hace algunas semanas se publicaron los resultados del estudio “Diagnóstico y monitoreo ambiental en bahía Mejillones Sur” que detectó una grave situación de contaminación en la zona, la que presenta una «condición ambiental deficiente y con tendencia al deterioro». Tal parece que esto no importó a las autoridades a la hora de «reconocer» a las empresas responsables de estos impactos.

Para Raúl Riquelme, vocero de los pescadores, buzos y del Sindicato Hornitos, es irrisorio que se entregue un reconocimiento de estas características a las grandes empresas que justamente impiden que se desarrolle el turismo.

«Esto da risa. ¿Cómo el alcalde puede tener asesores en turismo de ese calibre? Hace poco se entregó un informe técnico del monitoreo de la bahía. Y ahí claramente dice que en la bahía hay una situación grave, está contaminada, con mariscos con riesgo para la salud humana. Ese es el aporte real de los industriales al turismo. Aquí el municipio está muy mal al hacer este reconocimiento sin saber el daño que le ha hecho el barrio industrial al turismo», indicó.

Por su parte, Jonathan Mena, nadador de aguas abiertas y promotor del turismo, destacó la belleza de la península de Mejillones y sus características únicas por la tranquilidad del mar. Sin embargo, advirtió que no todo es color de rosas.

«Más bien es color café, ya que a pocos metros se encuentra ubicado el emisario de Aguas Antofagasta, que es uno de los puntos graves de contaminación en la bahía de Mejillones, lo cual tiene efectos muy negativos en la biodiversidad marina, en el comercio de la pesca y mariscos del sector. A veces sentimos fuertemente el olor a caca, lo cual nos afecta y nos desmotiva a nadar», señaló.

«El agua está a veces café o a veces llegan las espumas con malos olores y colores verdosos con amarillo que vienen del sector industrial. Es impactante y triste ver el mar de esta forma. Anhelo mucho que las autoridades cumplan sus funciones y se hagan cargo de solucionar el problema. Así se podría fomentar el deporte y el turismo. Espero que las empresas se hagan responsables de sus impactos negativos», concluyó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here