El Colegio de Periodistas de Antofagasta emitió un comunicado para referirse a los masivos despidos ocurridos en la cadena de diarios El Mercurio, lo que afectó a alrededor de 40 periodistas y trabajadores de la comunicación en todo Chile.

El gremio habló de una «nueva jornada negra para el periodismo y la gestión comunicacional» y confirmó que en Antofagasta se trata de «8 colegas que han sido desvinculados sin respetar el aviso con un mes de anticipación, ni utilizar si quiera la precaria herramienta de la suspensión de contrato de trabajo, que contempla la reciente Ley de Protección del Empleo».

«Miramos con estupor y desdén cómo, en momentos en que se espera del empresariado devolver con gratitud la entrega y trayectoria profesional, este sólo se limita a deshacerse fríamente de nuestros colegas en el peor momento posible, con una emergencia sanitaria y económica a cuestas no vista en décadas», indicaron.

«Consideramos aquello una pésima señal para el trabajo de la prensa y para nuestra aportillada convivencia democrática, que entre convulsiones sociales, cuarentena y toques de queda, lleva meses exponiendo su integridad física y psicológica para hacer respetar el derecho a la información de la ciudadanía, coronando de esta forma un escenario de precariedad laboral tristemente acostumbrado en nuestra profesión», agregaron.

Según el gremio local, lo anterior se suma al despido de 60 trabajadoras y trabajadores en el mismo grupo el mes de marzo, y de 50 personas de medios regionales el mes de enero, en lo que calificaron como «una escalada de despidos que se enmarcaban desde hace varios meses en un proceso nacional de desaceleración económica y transición tecnológica, en la que distintas áreas del rubro comunicacional han escogido mantener un ingrato criterio economicista, como es el caso de Copesa y Cooperativa en el último tiempo».

«Como gremio condenamos este tipo de gestión que atenta directamente contra la dignidad y el derecho a un trabajo justo. Enviamos nuestro sincero apoyo a nuestros colegas y sus familias, y nos ponemos a disposición para lo que necesiten. Como en otras oportunidades, reiteramos nuestro llamado a los profesionales de la comunicación a sumarnos al camino de la construcción colectiva, para acabar con las malas prácticas laborales y el continuo menoscabo a nuestro ejercicio profesional», concluyeron.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here