Preocupación existe en la comuna de Calama tras los anuncios de la minera estatal Codelco y que dicen relación con el plan de negocios y desarrollo que incluye la reducción de cientos de trabajadores.

Según información extraoficial, se estima que serán desvinculados casi cuatro mil trabajadores de aquí al 2023. Una de las faenas más afectadas sería Chuquicamata, con una cifra estimada que llegaría cerca de los 1.500 despidos en los próximos cuatro años.

Esta noticia ha despertado duras críticas desde diversos sectores. Es el caso del Sindicato N° 2 de la División Codelco Norte. Su presidenta, Liliana Ugarte, emplazó a los ejecutivos de la empresa a aclarar estos planes.

“Nosotros rechazamos que siempre cuando hay problemas de gestión, cancelan gente, y con eso bajan los costos. Pensamos que la gestión debe mejorar, también debe haber una buena política de abastecimiento, donde efectivamente se adquieran los productos, herramientas, equipos que se necesitan, y no de la forma como se está haciendo ahora”, afirmó la dirigenta, en declaraciones recogidas por el portal de Radio Universidad de Chile.

Por su parte, la presidenta de la Comisión de Minería de la Cámara Baja, diputada Marcela Hernando, manifestó su preocupación y advirtió sobre los graves impactos sociales que esta medida traerá para Calama.

“Nos preocupa, porque tampoco vemos que las autoridades ejecutivas tengan una planificación, qué va a pasar con todas las familias perjudicadas, de qué manera se va a absorber esta cesantía”, indicó.

El diputado de la Federación Regionalista, Esteban Velásquez, también se refirió al tema, advirtiendo que este nuevo plan de negocios de Codelco termina por sepultar a la ciudad de Calama.

“Eso es comenzar a anunciar el cierre, el término de vida de una ciudad, es querer agotarla, desincentivar la inversión privada que estaba probablemente pensando en Calama, desde proyectos habitacionales, centros comerciales, espacios recreativos”, sentenció.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here