Bajo el nombre de «Giovany», un cabo de carabineros se infiltró en una organización social de Lo Hermida que se enfoca en la entrega de alimentos. El funcionario policial incitaba a otras personas realizar actos violentos. Para ganarse la confianza de los pobladores, Oscar Cifuentes Salgado -su verdadero nombre- dijo haber pertenecido a la Primera Línea de Antofagasta durante el estallido social, proporcionando fotos como prueba de su participación.

Por medio de Facebook y Whatsapp, el uniformado hacía alarde de sus supuestas participaciones en barricadas y su posesión de artefactos incendiarios caseros, bajo un perfil con un nombre falso que fue eliminado luego de su aparición en un docureality de Canal 13.

La Agrupación Providencia reaccionó frente a este caso de infiltración y usurpación de identidad por parte de Carabineros, siendo enfáticos en denunciar la continuidad de las prácticas de espionaje y persecución represivas del Estado Chileno contra la población, en las cuales aparecen nuevamente estos dispositivos de inteligencia persiguiendo a las organizaciones y líderes sociales.

«Repudiamos las palabras del Ministro de Interior Víctor Pérez, quien respaldó el actuar de Carabineros y criminalizó a las organizaciones sociales, como las ollas comunes, que nacieron para solventar la ineptitud del Estado ante la actual crisis sanitaria y económica que atraviesa el país», señalaron.

Para Pablo Rojas, integrante de Antofagasta por una Nueva Constitución, diferentes organizaciones sociales se ven vulneradas por «una policía que actúa en contra del pueblo y organizaciones populares, que ve a la ciudadanía como enemigo, que realiza labores de inteligencia quizá en otros sectores populares del país».

«Es un peligro», señala categórico Rojas, haciendo un llamado «a protegernos, a las personas organizándose, en las ollas comunes». Asimismo, dijo esperar «que los organismos de justicia tomen cartas en el asunto».

Cabe señalar que durante los últimos días se dio a conocer que al verdadero Giovani Arévalo corresponde a un joven de Alto Hospicio, quien fue detenido en junio de este año, perdiendo en esa oportunidad la billetera donde se encontraba su Cédula de Identidad y Cuenta RUT. Esto ocurrió en el mismo mes donde el uniformado infiltrado llegó a la comunidad de Lo Hermida. La familia de la víctima considera presentar una demanda por usurpación de identidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here