Este lunes 6 de julio en horas de la tarde, decenas de vehículos recorrieron las principales calles de Antofagasta, en una caravana organizada por los distribuidores de Altos La Portada, quienes protestaron por la prohibición de funcionamiento decretado por la autoridad sanitaria.

Fabrizio Lozano, quien forma parte del comité de Altos La Portada, conversó con Regionalista, denunciando que la seremi de salud, Rossana Díaz, no los deja vender sus productos: «Primero nos había cerrado el recinto. Se buscó una solución, se juntaron a conversar y nos dieron la opción de sacar la mercadería. Lo hicimos así, sacamos las cosas prácticamente a la calle, estábamos comercializando y llegaron a decirnos que no podemos vender nada», indicó.

La preocupación de los comerciantes radica en que la mercadería se puede echar a perder, además de producirse problemas de abastecimiento en la ciudad, ya que actualmente son numerosos los clientes que recurren a este punto de distribución, incluidos vendedores mayoristas, de la feria de las pulgas y distintos almacenes.

«Para nosotros es un golpe bajo, porque no podemos perder esa mercadería que tenemos. No podemos decirle a la gente que no podemos venderle porque no lo permiten. Es dejar en la calle a 70 personas que son comerciantes acá arriba en Altos La Portada y además a quienes trabajan con nosotros: Carretoneros, fleteros. Por lo bajo, son más de 150 personas», advirtió.

Lozano comentó que las autoridades siempre les recalcan que es necesario que vuelvan a La Vega. Sin embargo, el representante señala que no está en el ánimo de los distribuidores volver a este recinto, ya que se volvió un lugar muy reducido en su espacio para los camiones con productos: «Son más de 40 camiones que ya no caben en La Vega. Siempre que entraba una rampa, había que hacer maravillas para que un camión se acomodara», recordó.

«Queremos que las autoridades se hagan presentes, que nos escuchen a todos, que no se escondan. Cuando los llamamos no contestan el celular. Queremos hacerles ver que Altos La Portada es un lugar grande, cómodo y que ahí no abusan de nosotros. Porque en La Vega nosotros pagábamos 180 mil pesos por una postura, por entrar el camión, aparte de lo que nosotros le pagamos al trabajador, que son 20 o 25 mil pesos. Son 205 mil pesos y si ocupamos más trabajadores serían 225 o 250 mil pesos que teníamos que tener diarios. Era un abuso», concluyó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here