El Intendente Edgar Blanco (RN) había convocado a una reunión a todos los presidentes de los partidos políticos de la región de Antofagasta para este lunes 11 de noviembre, en medio de la crisis social que ya entra en su cuarta semana. Sin embargo, a la cita solo asistieron la UDI, RN, Evópoli y el Pri, colectividades de derecha que son parte del gobierno.

Mediante distintos comunicados, tanto los partidos de la ex Nueva Mayoría como del Frente Amplio, aclararon las razones por las cuales no se hicieron presentes en esta convocatoria del representante del presidente Piñera en la región.

En un comunicado conjunto, la DC, el PS, el PR y el PPD de la región, emplazaron al Intendente Blanco y le pidieron «que el Gobierno Regional que usted dirige exprese públicamente su disposición a sentarse a conversar también con los actores sociales que han manifestado su profundo malestar sobre las desigualdades, los abusos e injusticias».

Asimismo, afirmaron que el Intendente Regional debe «responder por el uso excesivo y desproporcionado de la fuerza policial, el que ha vulnerado Derechos Humanos fundamentales de centenares de ciudadanos, heridos por balines disparados a quemarropa, como otras acciones de abuso que han motivado innumerables querellas y denuncias».

Por su parte, el Frente Amplio (con la firma de Convergencia Social, Partido Humanista y Revolución Democrática) rechazó participar en la reunión «mientras el Gobierno Regional no reconozca, transparente ni se allane a iniciar una profunda investigación al violento accionar de Carabineros y las FF.AA., desde el inicio de las legítimas demandas y manifestaciones ciudadanas».

«El Gobierno Regional, con su silencio, ha sido cómplice de los abusos y el uso desproporcionado de la fuerza por parte de la policía uniformada, quienes no siguen el más mínimo protocolo, con graves vulneraciones a los Derechos Humanos, ataques a una población desarmada (marchas ciudadanas y familiares) y amedrentamientos y amenazas a líderes y dirigentes sociales», agregaron.

También resaltaron que consideran de extrema gravedad «las denuncias de sitios de tortura, allanamientos de moradas y secuestro de personas que en su gran mayoría se expresan en forma pacífica y no-violenta, negando su derecho a la libertad de expresión y manifestación. Todos estos hechos han sido reconocidos y denunciados además por organismos internacionales como la ONU y Amnistía Internacional y a nivel nacional por el propio Instituto Nacional de Derechos Humanos».

De esta manera, los diferentes partidos de oposición explicaron su inasistencia a la reunión convocada por el Gobierno Regional, advirtiendo que las autoridades no están escuchando a las organizaciones ni actores sociales. Además, critican que los representantes del presidente Piñera en la región han guardado silencio acerca de las graves violaciones a los Derechos Humanos cometidas en nuestra zona por parte de las fuerzas policiales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here