Foto: Agencia UNO

Controversia generó la aparición de Kevin Valenzuela, uno de los líderes del grupo “Evangélicos por el Rechazo”, quien, durante la franja televisiva por el plebiscito constitucional del 25 de octubre, relacionó al mundo social y sus demandas con Satanás.

Lo anterior generó diversas reacciones en el mundo religioso, lo que llevó incluso al denominado “Concilio de Iglesias Protestantes Históricas de Chile”, grupo conformado por metodistas, luteranos y bautistas, a lanzar una carta abierta a la comunidad, exponiendo que nadie puede arrogarse la representación de toda la Iglesia Evangélica.

Si bien pareciera que la posición oficial de los creyentes es en su mayoría es por la opción “Rechazo”, al revisar las redes sociales de ciertos grupos, es posible identificar una división de posturas respecto a esto. Algunos llaman a no politizar la fe, mientras que otros hacen un llamado directo a votar por el “Apruebo”.

Cristianos por el Apruebo

Nataly Diaz, es una cristiana bautista que ha ido durante toda su vida a la iglesia. Frente a lo anterior tiene una opinión clara sobre el plebiscito. “Yo pienso que desde el tiempo de la dictadura han existido muchas injusticias y los gobiernos que han estado, ninguno se ha dado el trabajo de mejorar la Constitución y así mejorar el común de los chilenos”, afimó. Respecto a la polémica sobre el video de Valenzuela, aseguró que no le pareció bien “que él utilizara tantos términos que se usan como jerga cristiana, ya que genera rechazo a lo mismo que él habla. Lo encontré demasiado extremista”.

Giannina Araus no se identifica con una denominación, pero sí como cristiana de línea evangélica, siendo creyente por cerca de 11 años. “El diálogo es algo que está haciendo mucha falta, en especial ad portas de un plebiscito y creo que es lo que está complicando la libertad de conciencia de las personas”, dijo. Frente a su voto, afirmó estar por el Apruebo, pero que su mayor miedo es que la hipotética nueva Constitución quede “tuerta” y no escuche a los sectores más conservadores, especificando que no espera imponer una verdad, sino aceptar el diálogo y así poder llegar a acuerdos comunes para que nadie quede fuera.

Nataly también llamó a votar por el «Apruebo» y una «Convención Constitucional». “Al final votar por el Rechazo es dejar las cosas tan iguales como están. Entonces no es mucho el cambio, tengo esperanza que con el apruebo puedan cambiar algunos aspectos por lo menos”, precisó.

Cristianos por el Rechazo

Frente a esto nos pusimos en contacto con el grupo “Cristianos por el Rechazo”, en el que participan varias denominaciones agrupadas por esta opción. “Este proceso nace a partir de un acuerdo entre los partidos políticos, instrumentalizando así las legítimas demandas ciudadanas, imponiendo un nuevo cambio constitucional, dejando de lado las necesidades como las mejores de pensión, salud, entre otras”, explican.

Finalmente comunicaron que en caso de ganar la opción «Apruebo», ellos respetarán pacíficamente el resultado y que trabajarán en los distintos canales que les permitan llevar constituyentes al proceso. Hicieron un llamado a informarse y no caer en “corrientes”, asegurando que un proceso de reforma será más eficiente, menos costoso y dará mejores soluciones a las reales demandas sociales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here