A casi tres semanas del inicio del nuevo gobierno en la región de Antofagasta, ya son 5 los seremis que han dejado sus cargos, a pocos días de haber asumido.

A los casos de los seremis de Gobierno, Hacienda y Justicia, ahora se suman Deporte y Energía, según informa El Mercurio de Antofagasta, en lo que se ha transformado en una verdadera telenovela.

Cabe recordar que la designada seremi de Gobierno, Margarita Moll, fue sacada de la lista a pocas horas de la presentación oficial, asumiendo en su reemplazo el periodista Francisco Salazar Huerta.

Posteriormente, el seremi de Hacienda, Ignacio León, también fue removido de su cargo, el mismo día que fue presentado, debido a que se encuentra actualmente imputado por cuasidelito de homicidio y con arraigo nacional, puesto que se investiga su responsabilidad como Director de Dideco en la mantención de una estructura deportiva que cayó sobre un joven antofagastino en la cancha Las Almejas, provocando su muerte.

A estos casos se sumó lo ocurrido con el seremi de Justicia, Leonardo Ledezma, quien fue removido a un día de asumir su cargo, pues según El Mercurio de Antofagasta el personero sólo habría llegado hasta tercer año de la carrera de derecho en la UCN, debido a un supuesto caso de plagio, por lo cual debió abandonar esa casa de estudios y concluir su carrera en otra institución.

A lo anterior se suman dos causas judiciales que registra Ledezma, las cuales no terminaron en condena y que fueron desestimadas y que dicen relación con una querella por suplantación de identidad y delito informático y una segunda causa por el eventual delito de ejercicio ilegal de la profesión.

Las nuevas bajas en Deporte y Energía se deberían a la falta de cumplimiento de los requisitos laborales para desempeñar estos cargos.

Según ha trascendido, se estaría evaluando la situación de otros dos seremis por situaciones similares: Cultura y Medio Ambiente. Sin embargo, hasta este minuto se mantienen en sus cargos.

Tras estas nuevas salidas, aumentan las críticas hacia la capacidad de liderazgo y coordinación del Intendente Marco Díaz, puesto que a tres semanas de asumir en su cargo, aún no puede contar con un gabinete consolidado para cumplir las tareas asignadas. También se cuestiona duramente a su equipo de «asesores», quienes tenían como tarea principal revisar exhaustivamente a cada personero y aplicar el «filtro» necesario a la hora de confirmar los nombramientos.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here