Este lunes 16 de abril fue lanzado el programa «Abriendo Caminos» en la región de Antofagasta, iniciativa que tiene como objetivo apoyar a niños, niñas y adolescentes, buscando mitigar los efectos psicológicos, familiares y sociales que les provoca la separación forzosa prolongada de adultos privados de libertad.

Por un periodo de 24 meses se brindará acompañamiento por parte de un equipo profesional que realizará un diagnóstico integral de las familias participantes e implementará un acompañamiento en los ámbitos psicosociales y sociolaborales.

Además, la iniciativa «Abriendo Caminos» apoyará y orientará a los niños, niñas y adolescentes y sus cuidadores en aspectos personales y familiares, para que el proceso de privación de libertad no afecte su adecuado desarrollo y bienestar en áreas como: salud, educación, protección de derechos, relación familiar, trabajo y acceso a redes.

La Seremi de Desarrollo Social, María Fernanda Alcayaga, indicó que “esta iniciativa les permitirá acompañarlos y favorecerá un desarrollo en condiciones óptimas y con un control adecuado de riesgos».

«Pero también es importante destacar que complementariamente a este acompañamiento podrán encontrar un perfecto servicio de consejería que facilitará el desarrollo y la adquisición de habilidades de cuidado y crianza para nuestros niños y niñas, además de prestar toda la atención y los esfuerzos por vincularlos a programas sociales que tiene el estado», agregó.

En la ocasión, la titular regional de la cartera de Desarrollo Social, reforzó el trabajo que se realiza en el ámbito tras la reciente promulgación de la ley para la creación de la subsecretaría de la niñez, argumentando que “esta iniciativa es para nosotros un verdadero y serio compromiso que refleja nuestra firme e inquebrantable voluntad de dar la prioridad a la calidad de vida y al bienestar de todos los niños/as de nuestra región».

«Esta subsecretaría cumplirá un sol esencial porque se centrará en las políticas de infancia en instancias de promover, prevenir y proteger los derechos de los niños y adolescentes», agregó.

En la región, el programa «Abriendo Caminos» se ejecuta desde 2011, fecha en la que se ha logrado atender a 735 niños/as y sus familias cuidadoras, con una inversión que supera los 1.000 millones de pesos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here